Un relajante muscular útil para algunos pacientes de fibromialgia.

La tizanidina, es un relajante muscular con efectos sedantes y analgésicos, resulta útil en algunos pacientes de fibromialgia.

La tizanidina pertenece a los medicamentos llamados relajantes músculoesqueléticos. Funciona haciendo más lenta la acción del cerebro y del sistema nervioso para permitir la relajación muscular.

Disminuye el tono muscular

El tono muscular, también conocido como tensión muscular residual, es la contracción parcial, pasiva y continua de los músculos. Ayuda a mantener la postura y suele disminuir durante la fase REM del sueño.

Disminuye o relaja el tono muscular cuando es excesivo a causa de diferentes condiciones musculoesqueléticas como lumbalgia, tortícolis, cervicobraquialgia (un dolor que viene desde la región posterior o lateral del cuello, se irradia hacia el hombro y luego sigue el recorrido hacia el brazo, antebrazo hasta la mano, dependiendo de qué raíz nerviosa está afectada).

Reacciones adversas:

La tolerancia de la tizanidina depende de la dosis y de la enfermedad. En los estudios a largo plazo los efectos indeseables que fueron más frecuentes en los primeros tres meses, disminuyeron al continuar el tratamiento.

La mayoría de estos fenómenos fueron transitorios, leves y rara vez motivaron la suspensión del tratamiento.

Los más frecuentes son: astenia, cansancio, somnolencia, mareos, cefalea, sequedad de boca, náuseas, vómitos, constipación, insomnio.

‘ANTES’ DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO, HIERBA MEDICINAL, O SUPLEMENTO DEBE CONSULTAR CON SU REUMATÓLOGO, MÉDICO CLÍNICO Y/O NEURÓLOGO!

Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web

Por: B. Cetina

Párrafos de: scielo.es, Medlineplus.org, ar.prvademecum,

Política de privacidad del uso de productos de Google

Un estudio indica un origen autoinmune de la Fibromialgia y abre nuevas vías para el tratamiento.

La fibromialgia es un trastorno crónico que se caracteriza por un dolor generalizado y por varios síntomas no dolorosos. Se ha sugerido que la autoinmunidad, la neuropatía de fibras pequeñas y la neuroinflamación están implicadas en el desarrollo de la enfermedad. 

Los resultados de este estudio, indican que los mecanismos genéticos, así como la autoinmunidad, tienen un papel en el origen de la fibromialgia.

Se ha investigado a diez pacientes y diez personas sanas. En la sangre analizada de los pacientes se encontró genes que sugieren que la autoinmunidad tiene un papel en la enfermedad.

Los síntomas incluyen fatiga, fiebre, rigidez difusa, mialgias y debilidad muscular, pérdida de apetito, síntomas relacionados con otros órganos, y el sistema nervioso central y periférico, glandulares con sequedad de ojos y boca, síntomas gastrointestinales o afecciones urinarias.

Se ha sugerido la relación de la neuroinflamación en el desarrollo de la enfermedad, se han comprobado altos niveles de citocinas y quimiocinas, una fuerte activación de microglía y linfocitos tanto a nivel del sistema nervioso central como periférico.

La hipótesis de que la autoinmunidad puede estar involucrada en la fibromialgia se basa la asociación con enfermedades autoinmunes, la relación entre traumatismos o infecciones, que también participan en el desarrollo de autoinmunidad, el alto predominio en mujeres y la detección de autoanticuerpos anti-músculo liso y anti-músculo estriado.

Además, la condición se suele presentar en algunas enfermedades autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto y el síndrome de Sjögren.

Hemos encontrado evidencia de un componente autoinmune en la enfermedad. La presencia dos firmas típicas de las enfermedades autoinmunes en pacientes fibromiálgicos, confirma la firma genética y la presencia de un proceso inflamatorio en curso.

La futura identificación de un componente autoinmune en el origen de la enfermedad pueden llevar a opciones de tratamiento más efectivas, especialmente para el tratamiento de pacientes que no se benefician de los medicamentos para el control del dolor.

Se necesitan más estudios en una cantidad más amplia de pacientes, para confirmar nuestros datos sobre la importancia de los factores epigenéticos y autoinmunes en el origen de la fibromialgia.

Por: B. Cetina

Imagen de: Fibromialgia noticias

Estudio: ‘Gene Expression Profiling in Fibromyalgia Indicates an Autoimmune Origin of the Disease and Opens New Avenues for Targeted Therapy’ 

Política de privacidad del uso de productos de Google

La fibromialgia, el dolor crónico y el exceso de peso.

Una de las influencias más negativas para el dolor crónico es el exceso de peso. Esto no se debe solo al hecho de la sobrecarga física, sino que la acumulación de grasa en el organismo provoca alteraciones metabólicas que incrementan la inflamación crónica y ésta empeora el dolor.

El sobrepeso y la obesidad son problemas de salud, pero también empeoran el dolor crónico también nos hacen más propensos a padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares, síndrome metabólico, depresión, alteraciones gastrointestinales, etc.

La complejidad de la regulación del peso corporal y la relación entre la alimentación y el dolor crónico, hace de este tema una prioridad a la hora de ayudar a los pacientes. Se considera obesidad cuando nuestro IMC es mayor a 30 o también cuando la acumulación de grasa en el abdomen hace que nuestro perímetro de cintura sea superior a 88 cm. en mujeres y a 102 cm. en hombres.

Con la obesidad aumenta la inflamación crónica en el organismo y provoca más dolor ya que se potencia la sensibilización central y se perjudica el equilibrio metabólico, endocrino e inmunitario.

Hay una estrecha relación entre el aumento de la grasa abdominal y el aumento del dolor, es decir, los pacientes con sobrepeso u obesidad sienten más dolor, tienen peor salud, funcionalidad física y calidad de vida.

Son muchos los estudios que hablan sobre cómo la obesidad y el sobrepeso afectan negativamente en el nivel de dolor de los pacientes con fibromialgia, artrosis, dolor lumbar crónico, etc. En todos ellos se pone de manifiesto que disminuyendo aunque sea en tan solo un 10% del peso inicial, los pacientes notan mejoría.

El hecho de no descansar lo suficiente, dormir pocas horas o tener una mala calidad del sueño nos hace comer más. Estar bajo un estado de estrés crónico, como puede ser el hecho de sufrir dolor continuamente, altera la regulación del apetito. Las alteraciones en el estado de ánimo, la depresión y la ansiedad también afectan cómo comemos.

La falta de actividad física nos hace perder masa muscular y por tanto sentirnos más cansados o con menos vitalidad, y eso nos puede hacer buscar energía en la comida. Uno de los efectos positivos de hacer ejercicio físico es que éste ayuda a la regulación de la saciedad y el hambre.

Es básico ayudar a los pacientes a llevar una dieta saludable que les permita mantener el peso corporal, siempre sin dejar de disfrutar de ricos platos y buenas recetas. Las recomendaciones tienen que adaptarse a cada paciente, pero hay algunas pautas generales que pueden tenerse en cuenta para mejorar el peso y el dolor:

  • Tienen que predominar los alimentos de origen vegetal pues concentran más nutrientes en menos calorías.
  • Las verduras deben consumirse diariamente igual que las frutas, siendo ideal 2 porciones de verduras y 3 de frutas.
  • Reducir al máximo los azúcares y alimentos ricos en grasas saturadas como la carne roja, embutidos, lácteos sin descremar, galletas, repostería y alimentos procesados.
  • Deben incluirse en raciones pequeñas, semillas y frutos secos como nueces, almendras, avellanas o pistachos.
  • Es importante tener horarios fijos para comer y evitar ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono por la noche (para las cenas lo ideal son las verduras, las ensaladas, el pescado y el huevo).

Por: B. Cetina

Parafraseado de:

http://www.cmvillegas.com.ar/exceso-de-peso-y-dolor-cronico/

Política de privacidad del uso de productos de Google

Quell, un dispositivo que alivia el dolor en pocos minutos sin medicamentos

 A lo largo de nuestras vidas en menor o mayor medida el dolor es algo con lo que todas las personas nos enfrentamos. La manera común de tratarlo normalmente es a mediante de medicamentos acordes al tipo de dolor. Pero existe en el mercado un dispositivo llamado Quell wearable cuyo objetivo fundamental es terminar con el dolor crónico, sin necesidad de tomar medicamentos. 

Se trata de un estimulador nervioso, que ayuda a neutralizar los efectos del dolor crónico y así reducir la sensación de dolor en el paciente. 

OptiTherapy™, ajusta automáticamente la intensidad de la estimulación para asegurar que usted reciba el máximo alivio. Incluso detecta cuando está durmiendo y se ajusta a un modo más suave para que pueda descansar tranquilamente. 

¿Como funciona? 

Lo que hace Quell es estimular los nervios de la zonabloqueando las señales de dolor y activando la liberación de endorfinas, un neurotransmisor. Para conseguir el efecto deseado pasan alrededor de 15 minutos, mucho más rápido que con los medicamentos. Además, se puede usar durante las 24 horas, pues también monitorea el sueño.  La compañía que comercializa el dispositivo Neumetrix Inc, asegura que es válido para cualquier tipo de dolor, exceptuando el dolor de cabeza.

Las características de este dispositivo son: 

App móvil: Alivio del dolor mejorado por la aplicación Quell. Facilita la configuración y la personalización. Entrenador personal para ayudarlo a alcanzar sus objetivos de alivio del dolor

Controla su dolor, actividad, marcha y sueño. Le notifica los cambios climáticos que pueden afectar su dolor. 

Si lo desea también puede contribuir a la investigación del dolor con una cuenta opcional de Quell Health Cloud. 

La APP Apple Watch® hace que controlarlo sea aún más fácil y sin dificultades.

Puede controlar el dispositivo Quell con un toque. Verificar cómodamente la batería y toda la información necesaria. Las notificaciones inteligentes lo alertan respecto a diversas situaciones para que no se pierda el alivio del dolor.  

Análisis del sueño: duración, posturas y movimientos realizados durante el sueño. 

Dos niveles de intensidad el usuario lo gradúa según su necesidad. 

Conexión bluetooth entre el dispositivo y la app móvil o el Apple Watch®. 

Tiene un diseño discreto y cómodo para poder utilizarlo las 24 horas del día.  

El dispositivo está aprobado por la FDA, y por la Unión Europea. 

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: VIX

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, Depresión, Dolor y Fatiga. ¿Cómo Consigo Disminuir Estos Síntomas?

Más evidencias de que el ejercicio ayuda a combatir 
la depresión.
Un estado de ánimo bajo podría ser una barrera contra la actividad física.
Las personas físicamente activas tienen menos probabilidades de mostrar señales de depresión y dolor.
Y el ejercicio puede ayudar a mejorar el estado 
de ánimo en las personas que ya se 
sienten deprimidas, aunque hay una salvedad:

Psicólogos Princesa 81

Los síntomas de depresión parecen ser una barrera contra la actividad física. Los hallazgos, basados en 11,000 adultos de 23 a 50 años, se correlacionan con investigaciones anteriores que sugieren que el ejercicio tiene un efecto potente sobre la depresión.
El ejercicio es bueno para la salud en general. Mejora la salud mental y reduce las probabilidades de contraer depresión.


Uno de los problemas es que las personas deprimidas tienden a retraerse y no quieren participar en ningún tipo de actividad. Si hacen ejercicio, podría ser porque su depresión comienza a desaparecer por algún motivo que no tiene nada que ver con su nivel de actividad.

La nueva investigación, utilizó los datos de personas nacidas en una sola semana en marzo de 1958, en Gran Bretaña. Evaluaron los síntomas comunes de la depresión, entre ellos los problemas para dormir, la fatiga, la irritabilidad y la ansiedad a los 23, 33, 42 y 50 años de edad. El estudio halló que las personas que hacían más ejercicio tenían menos síntomas de depresión.

Y las personas más jóvenes que hacían más ejercicio tenían menos síntomas de depresión a lo largo del tiempo.
Entre las personas inactivas de todas las edades, aumentar la actividad a no menos de tres veces por semana, redujo las probabilidades de depresión en un 19 por ciento, cinco años después.

El estudio no puede probar que el ejercicio sane la depresión.

Pero ‘añade mucha más confianza a lo que ya sabemos’. ‘Las personas que hacen ejercicio tienen menos depresión, y cuando alguien está deprimido, el ejercicio conduce a mejoras en la depresión‘.
45 minutos de ejercicio moderado de cuatro a cinco veces por semana pueden mostrar una gran diferencia.

A las personas deprimidas, les resulta difícil ayudarse a sí mismas haciéndose más activas. ‘Si se deprime, intente buscar todo el respaldo posible del ambiente para hacer ejercicio, ya que le resultará más difícil hacerlo que a la persona que no está deprimida’.

No importa qué tratamiento usen: medicamentos, psicoterapia, ejercicio. Deben hacerlo bajo la guía de un médico, u otro profesional’.

‘Este estudio muestra que la depresión reduce la inclinación a ser activo’. Debemos respetarlo, tratarlo como una barrera que primero hay que tratar correctamente. Una vez que los síntomas estén bajo control, recién entonces fomente el ejercicio como parte del tratamiento definitivo.


Por: B. Cetina

Política de privacidad del uso de productos de Google

Beneficios y usos comunes del Jengibre

De sabor picante y alimonado, el jengibre se utiliza casi diariamente en la cocina asiática, no solo aromatiza los guisos de arroz, las salsas agridulces, los postres y las bebidas frías y calientes, sino que es un remedio eficaz para el alivio de problemas intestinales, náuseas, vómitos… Aparte de ser un buen antiinflamatorio y antiséptico.

Mejor con salud

El jengibre posee sustancias fenólicas, ácido linoleico, vitamina B6 y vitamina C, también minerales como calcio, magnesio, fósforo y potasio.

Esa poderosa composición hace que sus beneficios sean numerosos:

  • Para el mareo y las náuseas. El jengibre reduce los mareos. Para las náuseas por cualquier motivo y por el embarazo resulta muy útil tomar jengibre, pero por corto tiempo.
  • Para el mal aliento. Utilizar un pequeño trozo de jengibre para quitar el mal aliento y refrescar la boca después de las comidas.
  • Para la digestión y la microbiota. Las propiedades del jengibre para mejorar la digestión son bien conocidas. Ayuda a la eliminación de bacterias y otros microorganismos intestinales perjudiciales. Mejora la composición de la flora intestinal y ayuda a evitar la hinchazón abdominal y el meteorismo. Es recomendable acompañarlo de probióticos.
  • Para los resfriados. Este es uno de los beneficios del jengibre más conocidos:  es muy útil para aliviar resfriados y gripes.
  • Como tónico circulatorio. Es apropiado para sabañones, hipertensión y fiebre. Contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Efecto antioxidante. El jengibre es rico en antioxidantes que retrasan el proceso de envejecimiento.
  • Efecto antiinflamatorio. Contiene aceites volátiles con propiedades antiinflamatorias muy potentes. Las personas con artritis reumatoide notan alivio en su dolor e hinchazón y mejorías en su movilidad, cuando consumen jengibre regularmente.
  • Efecto anticancerígeno. Puede inhibir el crecimiento de células del cáncer colorrectal.
  • Para la actividad muscular. El jengibre presenta un alto contenido en magnesio, calcio y fósforo, minerales que participan activamente en la transmisión del impulso nervioso y la relajación de los músculos. Es un remedio útil para prevenir y combatir espasmos musculares y debilidad muscular.

Cómo tomar el jengibre

Para aprovechar bien los beneficios del jengibre estas son las recomendaciones:

  • Para prevenir los mareos, es aconsejable tomar dos tazas de una infusión con rodajitas de jengibre fresco rallado y una cucharadita de flores de manzanilla. Se deja hervir el jengibre durante 15 minutos a fuego lento, se añade la manzanilla y se deja reposar tapado cinco minutos antes de colar.
    También es útil masticar un trozo de raíz cruda de jengibre, aunque es picante y su sabor puede no ser agradable a todos los paladares. Otra opción para aprovechar los beneficios del jengibre es tomarlo en forma de tintura: 10 gotas en medio vaso de agua.
  • Para el resto de usos del jengibre, se puede tomar la infusión (hasta tres tazas diarias) o condimentar con la ralladura de la raíz tanto es platos salados como dulces. Para prevenir los mareos se van tomando sorbos de infusión –hasta tres vasos– a lo largo del día.

Antes de tratar un problema de salud con jengibre, recuerda que el diagnóstico de lo que te ocurre debe ser realizado por un médico.

Seguir leyendo «Beneficios y usos comunes del Jengibre»

Café verde para la Fibromialgia.

Por: B. Cetina

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, me canso, me duele, me olvido, me quema, me pincha…



Emoción y dolor: la fibromialgia
Es un diagnóstico que se repite en los consultorios, y que afecta sobre todo a las mujeres. Te contamos de qué se trata y qué se puede hacer. Desde hace tiempo se conoce la asociación entre depresión y dolor. Las estadísticas estiman que entre un 20 a 30% de pacientes con depresión tendrán episodios de dolor, y hasta un 50% de los pacientes con dolor crónico desarrollarán, a lo largo de su enfermedad, un trastorno depresivo, cifra que se incrementa si, además, se suman otros males, como el estrés, ataques de pánico, fobias, obsesiones, etc., todos cuadros clínicos que suponen un mal manejo de la ansiedad.


Derechos reservados®

En ese marco, una palabra se ha vuelto frecuente en los consultorios: fibromialgia. ¿De qué hablamos? 

La Fibromialgia es uno de los trastornos que certifica la relación entre las emociones desagradables y el dolor. Se la considera un conjunto de síntomas y signos, caracterizado por la presencia de dolor crónico intenso (con más de 3 meses de evolución), con puntos específicos en la zona cervical, lumbar y (con frecuencia) también en manos, rodillas, tobillos, pies, etc.
Junto a estos síntomas se presentan otros: insomnio, o sueño no reparador, fatiga fácil, pérdida de la concentración y la atención, fallas en la memoria, disminución de la libido (interés sexual) y un estado de preocupación constante que gira en torno al dolor.
Las personas afectadas por el síndrome refieren sentir «que los músculos están retorcidos», «duros como piedras» o bien que «son atravesados por un cuchillo», todas imágenes que acompañan a las sensaciones dolorosas.

El síndrome es más frecuente en mujeres, en una proporción aproximada de, 7 a 10 Mujeres por cada Hombre. Se estima que la padece entre 3 a 4% de la población general.

La fibromialgia puede iniciarse luego de una situación traumática de distinta índole: accidentes, infecciones virales, conflictos familiares, de pareja, laborales, etc. No se conocen las causas profundas de la Fibromialgia, aunque la hipótesis más aceptada es la alteración del sistema nociceptivo, es decir, las vías del sistema nervioso que elaboran el dolor en nuestro cuerpo. Este sistema discrimina los diferentes estímulos (físicos, temperatura, heridas) y nos prepara para afrontar una situación que conlleva dolor (como ir al dentista).
En las personas sanas existe un umbral que las preserva, dándole el tono preciso -y real- al estímulo desagradable.

En cambio, las personas con Fibromialgia tienen un umbral muy bajo a dichos estímulos, convirtiendo mínimos eventos, sin implicancia clínica, en síntomas molestos e incapacitantes.
Con el tiempo la seriedad es cada vez mayor y la enfermedad recrudece, haciendo difícil la resolución de problemas cotidianos, o dificultando las relaciones sociales: cansancio fácil, visión catastrófica de la vida, irritabilidad, impaciencia, baja estima, etc.

Una vez que el sistema nervioso se sensibilizó (fenómeno de sensibilización central), se van desarrollando en cascada todos los síntomas sin que exista o el paciente reconozca, un motivo desencadenante.

¿Existe un tratamiento?

Hasta el momento la Fibromialgia no tiene un tratamiento que la cure, pero se pueden aliviar los síntomas permitiendo mejorar la calidad de vida. Es una condición que requiere de una evaluación profunda, tanto física (médicos clínicos, reumatólogos, neurólogos) como psicológico/psiquiátrica.

Es necesario abordar los síntomas dolorosos y la interpretación anormal que se tiene de los mismos, así como un cambio en los hábitos de vida, reduciendo el estrés y el sentimiento de incapacidad para afrontar la vida diaria.

En la actualidad existen tratamientos farmacológicos aprobados para calmar los síntomas de la Fibromialgia, pero su indicación y posología, debe ser siempre controlada por el médico Reumatólogo y/o Neurólogo.

Por: B. Cetina

Imagen de: www.imagui.com

AiBiCi: http://www.pizap.com/

Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, Fibro-niebla, ayuda para fortalecer la memoria.

Puede buen régimen de ejercicio puede mejorar la salud cerebral? Una nueva revisión de la investigación encontró que las personas pueden mejorar sus habilidades de pensamiento y memoria, al adoptar rutinas regulares entre moderadas y vigorosas, que incluyan ejercicio aeróbico y de resistencia.
Realizar ejercicio físico podía mejorar la función cerebral de las personas. La revisión incluyó a 18 estudios que observaron el efecto del ejercicio aeróbico, como caminar, correr y nadar, en el pensamiento, el estado de alerta, el procesamiento de la información, la ejecución de objetivos y las habilidades de memoria. Algunos estudios investigaron específicamente el impacto del 👉👉 tai chi y el 👉👉 yoga, en la salud del cerebro. Los participantes del estudio realizaron el ejercicio bajo supervisión. Las rutinas de actividad se clasificaron como, tipo de ejercicio, la intensidad y la duración.  Se compararon con los resultados mediante un test de evaluación cognitiva. Al final los investigadores determinaron que el ejercicio sí ayuda a la salud cerebral.  Diferentes formas de ejercicio resultaron en distintos tipos de beneficios. Por ejemplo, el 👉👉 ejercicio aeróbico y el tai chi, parecieron potenciar la función del cerebro en general El entrenamiento de resistencia, como levantar pesas, o utilizar el peso corporal, se vinculó con mejoras en la memoria. Lo ideal es la combinación de entrenamiento aeróbico y de resistencia. Con este tipo de actividad física se logra ver mejoras en la aptitud cardiorrespiratoria y la fuerza muscular, que son importantes para mantener la salud general y ser capaz de realizar las tareas cotidianas. La mayor mejora cerebral proviene de rutinas que son de intensidad entre moderada y vigorosa y que se realizan con la mayor frecuencia posible durante entre 45 minutos y una hora. Las personas de mediana edad que recién comienzan a practicar algún ejercicio, recibirán la misma mejora cerebral, que las que han estado haciendo ejercicio durante décadas? Los estudios muestran que mientras más tiempo están activas físicamente las personas, mayores son los beneficios para la función del cerebro. Si actualmente es inactivo, hable con su médico para que le indique los estudios correspondientes para comprobar si es seguro para usted empezar a hacer ejercicio. Busquemos sistemas de ejercicios con los cuales sepamos que estamos fijando metas alcanzables, para así aprovechar al máximo el tiempo que utilicemos en hacer ejercicio.   El ejercicio, incluyendo el ejercicio aeróbico, el entrenamiento de resistencia y el tai chi, son beneficiosos para la salud del cerebro, además de los efectos positivos bien conocidos que el ejercicio tiene mejorando la salud general y reduciendo el riesgo de enfermedades. Es interesante que una combinación de entrenamiento aeróbico y de resistencia pueda tener el mayor efecto. Y junto con estudios que sugieren que 👉👉 ciertas dietas contribuyen a la salud del cerebro, parece que nunca es demasiado tarde para adoptar un estilo de vida saludable!.
ebay zapatillas deportivas
Por: B. Cetina Imagen de: Practica vida Dr. Anton Porsteinsson: Alzheimer’s Disease Care, Research and Education Program at the University of Rochester School of Medicine in Rochester Política de privacidad del uso de productos de Google

Fibromialgia, síntomas, diagnóstico, tratamiento.

La fibromialgia es un conjunto de síntomas. ¿Cuáles son?

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida y el síntoma principal es el dolor a la presión y palpación en localizaciones físicas específicas. 

El dolor suele ser difuso y persistente, quemante, punzante o penetrante. 

Involucra todo el cuerpo y el esqueleto axial (huesos que soportan el peso del cuerpo como la columna vertebral, tórax, pelvis, cuello y cabeza). Las zonas más frecuentemente afectadas son la lumbar, cervical, hombros, rodillas, muslos y brazos.

El dolor suele empeorar con el frío, infecciones, estrés y falta de sueño.

Otro de los síntomas asociados al dolor son el agotamiento o fatiga crónica, sin causa que lo justifique. Varía durante el día, desde una intensidad moderada a severa. 

Son frecuentes los trastornos del sueño, problemas para conciliar el sueño o interrupciones frecuentes del mismo durante la noche, resultando en un sueño no reparador. 

Otros síntomas asociados:

  • síndrome del colon irritable, 
  • síndrome de vejiga irritable, 
  • rigidez del cuerpo, generalmente matutina, 
  • cefaleas, 
  • malestar abdominal, 
  • parestesias, entumecimiento y 
  • mareos. 

La fibromialgia no es una enfermedad mental, aproximadamente el 30% de los enfermos cursan al mismo tiempo cuadros de ansiedad o depresión a veces preexistente, y muchas veces secundaria a la enfermedad. 

También encontramos trastornos cognitivos, como dificultad para concentrarse o para retener información (fibro-niebla).

Tratamiento de la fibromialgia

Es una enfermedad crónica, pero el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico precoz, información correcta, y un tratamiento combinado adecuado al paciente. 

Hasta el momento no existe un tratamiento curativo, pero sí hay excelentes resultados con tratamientos interdisciplinarios. 
Dentro de las opciones de tratamiento se recomiendan: 
  • programas de ejercicios aeróbicos, 
  • ejercicios de fortalecimiento muscular y de 
  • estiramiento o flexibilidad, 
  • técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y la ansiedad, 
  • programas educativos que le ayuden a comprender y controlar la 

         fibromialgia. 

Con respecto al tratamiento farmacológico, hay varios medicamentos aprobados para la fibromialgia, que han resultado eficaces en el manejo de los síntomas.
Por: B. Cetina 
Información extraída de: 

Política de privacidad del uso de productos de Google