Cómo manejar la Fibromialgia?

Hay tres formas de manejar la fibromialgia: medicación, ejercicio y terapia psicológica, que son imprescindibles en el tratamiento de la fibromialgia»

Derechos reservados®
 
La fibromialgia es una enfermedad crónica, caracterizada por dolor músculo esqueléticogeneralizado, fatiga, y otros muchos síntomas de intensidad importante, que afecta a millones de personas en todo el mundo, la mayoría mujeres aunque también afecta a niños y hombres.
Solo en España se estima que el 2,4% de la población mayor de 18 años encaja en los criterios diagnósticos de la fibromialgia, y eso teniendo en cuenta que muchos casos todavía no han sido detectados, por tratarse de una condición con un diagnóstico complicado que suele retrasarse en el tiempo luego de a la aparición de los primeros síntomas.
 
 

Aunque en la actualidad no tiene cura, el Dr. Javier Rivera, se muestra optimista sobre futuros avances en su tratamiento porque, dice, “es una enfermedad en la que no hemos alcanzado todo el conocimiento ni todas las posibilidades terapéuticas que admite”, a pesar de los avances con la gran catidad de estudios realizados, y aconseja a los pacientes que se comprometan con su cuidado, porque su calidad de vida depende en gran medida de su actitud ante la enfermedad.
 
La fibromialgia comparte muchos síntomas con otras enfermedades, cuándo se considera que un paciente tiene fibromialgia? Cuáles son los síntomas específicos que la definen y la distinguen de otros trastornos similares?
El síntoma fundamental de la fibromialgia es el dolor crónico. Es el primer síntoma que lleva a la consulta médica, es decir ese es el primer síntoma.
Cuando se chequean los datos del paciente, aparecen inmediatamente otros síntomas que son también muy relevantes, como las alteraciones del sueño, la rigidez matutina, los trastornos cognitivos, dolores de cabeza, que son la mayoría de los síntomas que presentan en conjunto los pacientes, o sea que casi el cien por cien de los pacientes tiene ese tipo de signos.
 

1 comentario

  1. Todo es cierto, esta enfermedad me imposibilita todas las mañanas y parte de las tardes con un dolor de cabeza insufrible, una opresión del cuerpo como si una apisonadora estuviese encima, una niebla mental y un freno en la lengua que te impiden pensar y hablar, además de no poder moverte con las piernas.
    Eso es mi día a día… De las 14,00 h a las 17.00h consigo despejarme los días de sol sin viento.

Deja un comentario