Fibromialgia. El chocolate negro, riquísimo y muy saludable. ¿Por qué?

BENEFICIOS DEL CHOCOLATE
           
El chocolate negro contiene menos leche y azúcar que el chocolate con leche, y recientemente los científicos han re- descubierto lo que se sabía desde hace siglos, que el chocolate negro puede aportar beneficios para la salud. 
No es necesariamente malo que el chocolate tenga leche, lo importante es que contenga al menos el 70% de cacao puro en polvo, mientras más puro sea el cacao que contiene el chocolate, más beneficioso será.
Amargo es mejor, que pero aún cuando podemos darnos un gustito de vez en cuando, no debemos exagerar! (32 grs. por día de chocolate amargo, es lo ideal).
 
Entre algunos de los beneficios que se han encontrado, están: 
   
•Tiene un gran poder antioxidante, superior al de la mayoría de frutas. 
   
•Parece reducir el riesgo de enfermedad coronaria, probablemente a  través de una reducción de la presión arterial, mayor producción de  óxido nítrico y una mejora del perfil lipídico, aumentando el HDL y  reduciendo la oxidación del LDL.  
 
•Reduce la resistencia a la insulina, que además de contribuir a la  
enfermedad cardiovascular es uno de los motivos por el que a muchos les cuesta perder grasa. 
   
•Ofrece protección frente a la exposición prolongada al sol.  
Si empiezas vacaciones en la playa, unas semanas de recarga de chocolate negro reducirá los riesgos de quemarte.  
(No por esto  vamos a dejar de usar pantalla solar! Ojo!)
   

Mejora la capacidad cognitiva, a través de una mejor oxigenación.  
Un estudio se propuso identificar la posible asociación entre el consumo de chocolate en cada país y su número de premios Nobel. La correlación es impresionante.  
 
   
El triptófano y los cannabinoides que se encuentran en el chocolate negro pueden reducir la ansiedad y promover la relajación, reduciendo los niveles de las hormonas del estrés.   
Lo que ayuda a los pacientes con fibromialgia a sentir menos estrés y dolor.
   
•Los estimulantes de la teobromina, la cafeína, la tiramina y feniletilamina del cacao, le proporcionan el empuje necesario. Lo que puede producir algo más de energía. 
El cacao también puede desencadenar los opiáceos naturales del cerebro, que alivian el dolor y promueven un sentimiento de bienestar.  Lo que ayuda a mejorar los dolores fibromiálgicos. 
  
•El cacao también ayuda al cuerpo a producir óxido nítrico, que es importante para el flujo de sangre y la presión arterial, promoviendo el flujo sanguíneo saludable, de manera similar a la aspirina en dosis bajas, lo que ayuda a liberar toxinas, que acumuladas en el organismo pueden incrementar los dolores. 
  
  
•El cacao también contiene muchos flavonoides, que son compuestos vegetales con altas propiedades antioxidantes.   
Estos previenen el daño y desgaste de las células, además de evitar que las sustancias grasas que hay en el torrente sanguíneo obstruyan las arterias. Lo cual es definitivamente bueno y necesario para todas las personas, tengan o no fibromialgia. 
En conclusión, para obtener los beneficios del chocolate, hay que tener presente qué tipo de chocolate usted come, evite el chocolate con leche y los que se venden como golosinas. Lo ideal es el chocolate para taza con 70% de cacao.
Busque las siguientes cualidades en el chocolate: 
   1 Que no haya pasado por un proceso de alcalinización 
   2 Que haya sido secado y prensado en frío en lugar de tostado. 
   3 Que contenga manteca de cacao en lugar de grasas de leche o aceites hidrogenados. 
   4 Que contenga edulcorantes naturales de bajo índice glicémico, tales como caña en bruto en lugar de azúcar refinada. 
   5 Que preferiblemente haya sido cultivado de forma orgánica 
   6 Que se hayan elaborado con el menor procesamiento posible, por ejemplo a mano. 
   7 Que tenga alto contenido de cacao (el 70% o más alto) 

Imagen de: Infobae
Estudio del New England Journal of Medicine

Deja un comentario