Fibromialgia, descubre el masaje de liberación miofascial.

‘Mis músculos duelen todo el tiempo’.
Los científicos trabajan para entender la causa del dolor de la fibromialgia, están buscando cada vez menos en los músculos y en su lugar se centran en una parte del cuerpo que la mayoría de nosotros ni siquiera sabemos que tenemos: la fascia.
La evidencia de que el dolor de la fibromialgia puede deberse en gran parte a la fascia ha llevado al interés en un tipo de masaje llamado liberación miofascial, y la evidencia preliminar es promisoria.
¿Qué es la fascia?
¿Observó la capa transparente en el exterior de una pechuga de pollo? Eso es la fascia. Es un tejido delgado pero fuerte que envuelve todos los músculos del cuerpo y sus estructuras internas.
También rodea otras estructuras, incluyendo los órganos, nervios y vasos sanguíneos. Permite que los músculos se muevan libremente junto a otras estructuras y reduce la fricción.
Cuando un área de la fascia se lastima, puede afectar el área que rodea los tejidos conectivos y músculos, es como empujar tu dedo en una telaraña causando un efecto dominó de incomodidad o incluso una lesión.
La Fascia en la fibromialgia
El síndrome de dolor miofascial es un trastorno por dolor crónico. Con esta afección, la presión ejercida en los puntos sensibles de los músculos (puntos desencadenantes del dolor) provoca dolor en el músculo y, a veces, en partes del cuerpo que aparentemente, no están conectadas. Esto se denomina ‘dolor diferido’, es muy común en las personas con fibromialgia.
Si podemos efectuar un paralelo de similitudes de estas dos enfermedades en cuanto a las características del dolor, ambas provocan dolor muscular, de intensidad variable y referido a áreas del cuerpo involucradas. Hay diferencias que las distinguen entre sí, así vemos que el dolor en la fibromialgia involucra varias áreas del cuerpo, mientras que el síndrome miofascial es un dolor localizado en ciertas regiones.
En la fibromialgia suele aparecer de forma gradual y puede empeorar con el transcurso del tiempo, mientras que el dolor miofascial puede darse en forma repentina y volverse crónico. En la fibromialgia, los puntos de dolor son varios y se encuentran expandidos, en cambio en el caso del síndrome miofascial, los puntos de dolor están localizados. Los puntos dolorosos de la fibromialgia se asocian con dolor sólo en el lugar de la palpación, no se acompaña de dolor referido, y ocurren en la zona de inserción de los músculos. Por definición, los pacientes con fibromialgia tienen puntos dolorosos  no puntos gatillos del dolor miofascial.
 
¿Qué es la Liberación miofascial?
La liberación miofascial es una técnica de terapia manual que se utiliza en el masaje. La técnica se centra en el dolor que se cree que surge de los tejidos miofasciales.

Durante la terapia de liberación miofascial, el terapeuta localiza las áreas miofasciales que se sienten rígidas y fijas en lugar de elásticas y móviles bajo la presión manual ligera. Se cree que estas áreas, aunque no siempre están cerca de lo que se siente como la fuente del dolor, restringen los movimientos musculares y articulares, lo que contribuye al dolor muscular generalizado.

La presión manual enfocada y el estiramiento utilizados en la terapia de liberación miofascial aflojan el movimiento restringido, lo que produce indirectamente una reducción del dolor.


Liberación miofascial y fibromialgia
Debido a que la fibromialgia nos hace tan sensibles al tacto y presión, algunas personas se muestran renuentes a tratarse con masajes. La suavidad de la liberación miofascial puede resultar más fácil de tolerar que las formas más profundas de masaje.
Con cualquier terapia, es crucial hablar acerca de la cantidad de presión que pueda tolerar y cualquier dolor que puede experimentar durante o después del tratamiento.
PREGUNTE A SU MÉDICO QUÉ ESPECIALISTA EN LIBERACIÓN MIOFASCIAL LE RECOMIENDA.
¡ANTES DE INICIAR CUALQUIER TRATAMIENTO, CONSULTE CON SU MÉDICO!
Párr. de: medisana.es, elsevier.es, Mayo Clinic,
 

Deja un comentario