Los 5 Síntomas de la Cistitis Intersticial. ¿Por Qué Ocurre Junto Con la Fibromialgia?

 
 
 
La fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y cistitis intersticial -una condición de vejiga dolorosa-  frecuentemente van juntos.
Las mujeres son hasta 10 veces más propensas que los hombres.
Tener solo cistitis intersticial puede imponer muchas restricciones en su estilo de vida y, al igual que la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica (SFC), puede llevar a la depresión.
También las tres condiciones pueden ser difíciles de diagnosticar y tratar.
Algunas personas tienen  buena suerte con los tratamientos básicos y cambios en la dieta, mientras que otros pueden necesitar tratamientos más intensivos e incluso cirugía.
 
 
 
 
¿Qué es la cistitis intersticial?
La cistitis intersticial es dolor abdominal o pélvico relacionada con la vejiga, a menudo acompañado de otros síntomas urinarios , pero sin infección u otras enfermedades obvias. La causa es desconocida. Con frecuencia, los médicos la diagnostican mal, como una infección del tracto urinario, y la mayoría de la gente tiene cistitis intersticial por unos 4 años antes de ser diagnosticados correctamente.
Los síntomas de la cistitis intersticial son:
Frecuencia urinaria (más de 8 veces al día)
Urgencia urinaria
Molestias urinarias
Dolor durante o después del coito
Dolor pélvico
Se es más propenso a desarrollar cistitis intersticial entre los 30 o 40 años, pero también es posible padecerla antes o después.
 
 

¿Por qué la superposición con la fibromialgia y el SFC?
Buena pregunta! El problema es que no tenemos una respuesta. Los investigadores todavía están tratando de desentrañar las causas y mecanismos subyacentes de todas estas condiciones, y todavía no se sabe por qué se superponen.
Existen algunas posibilidades, entre ellas:
Los investigadores sospechan que la infección crónica podría desempeñar un papel para las tres enfermedades.
El dolor de las tres se cree que se origina en los nervios.
El dolor crónico de la cistitis intersticial puede llevar a la sensibilización central en la fibromialgia y SFC.
Una investigación sugiere que algunos pacientes con cistitis intersticial tienen un síndrome sistémico y no uno que está confinado a la vejiga.
Debido a que las tres condiciones son mucho más comunes en las mujeres, las diferencias hormonales o anatómicas pueden tener relación también.
La idea general es que las tres patologías  corresponden a síndromes de sensibilidad central.

El diagnóstico de la cistitis intersticial
La cistitis intersticial se diagnostica basándose principalmente en los síntomas. Antes de diagnosticar cistitis intersticial, su médico tendrá que descartar otras posibles causas de sus síntomas. Las pruebas incluyen:
La biopsia de vejiga
La cistoscopia ( endoscopia de la vejiga )
Análisis y cultivo de orina
Citología de orina (para detectar cáncer y enfermedades inflamatorias en el tracto urinario)
Urodinámica Vídeo (que muestra la cantidad de orina que se necesita para que sienta la necesidad de orinar)
Para confirmar un diagnóstico el médico puede realizar una hidrodistensión, en la que la vejiga se llena de agua. Eso ayuda a su médico ver las paredes de la vejiga para posibles hemorragias comunes en personas con cistitis intersticial.

La cistitis intersticial no es fácilmente diagnosticada, así que si usted piensa que la tiene, menciónelo a su médico.

 

 
 
¡Gracias por leernos!
 
 
 

Información extraída de: 
http://chronicfatigue.about.com/

Imágenes de: 
Marihuana Medicinalwww.studioriabilitazionevitali.it

Deja un comentario