La fuerza muscular se pierde con apenas 2 semanas sin hacer ejercicio. ¿Por qué?

Las personas con una buena aptitud física, tardan apenas dos semanas con inactividad física, en perder una cantidad importante de su fuerza muscular. En ese periodo corto, los jóvenes pierden alrededor del 30 % de su fuerza muscular, lo que los deja con la misma fuerza que alguien con varias décadas más. Las personas mayores activas que se vuelven sedentarias por un par de semanas, pierden alrededor del 25 % de su fuerza. Cuanto más músculo tenga una persona, más perderá si una lesión, una enfermedad, o unas vacaciones la hacen estar inactiva.

La inactividad afecta a la fuerza muscular por igual en las personas jóvenes y en las mayores.
Tras tener una pierna inmovilizada durante dos semanas, los jóvenes pierden hasta un tercio de su fuerza muscular, mientras que los mayores pierden aproximadamente un cuarto.
Una persona joven que está inmovilizada dos semanas, pierde una cantidad de fuerza muscular equivalente a envejecer de 40 a 50 años.
La masa muscular normalmente disminuye con la edad.
Mientras más masa muscular se tenga, más se pierde. Lo que significa que si uno está en buena forma cuando se lesiona, es probable que pierda más masa muscular que alguien que no lo esté, en el mismo plazo de tiempo.
Pero aunque las personas mayores pierden menos masa muscular, y su nivel de habilidad física se reduce un poco menos que en los jóvenes, se puede suponer que la pérdida de masa muscular es más crítica para las personas mayores, porque probablemente tenga un mayor efecto sobre su salud general y su calidad de vida.
Andar en bicicleta es suficiente para ayudar a las personas a recuperar masa muscular perdida, y alcanzar su nivel anterior de aptitud física. Si se quiere recuperar la fuerza muscular tras un periodo de inactividad, en lo posible, hay que incluir el entrenamiento con pesas.
Es importante la cantidad de músculo que se pierde debido a la inactividad, y se tarda más o menos el triple de tiempo que se estuvo inactivo en recuperar la masa muscular.

La conclusión lógica es que ¡no hay que abandonar actividad física!

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario