Baño de inmersión con sales de Epsom, un mimo relajante y calmante para la Fibromialgia

La sal de Epsom (o sal inglesa), es un compuesto 

químico que contiene magnesio.

El magnesio ha mostrado tener efectos benéficos al producir la relajación de la musculatura lisa y la disminución de la inflamación. 
La sales de Epsom también están disponibles en forma de gel para aplicación tópica sobre áreas doloridas.
La sal de Epsom fue elaborada originariamente mediante cocido de las aguas minerales de la comarca cercana a Epsom, Inglaterra y luego preparadas a partir del agua marina, posteriormente las sales se obtuvieron de un mineral denominado epsomita.
 
Uso médico
El magnesio administrado por vía intravenosa se emplea frecuentemente para reducir la intensidad de los calambres.

El sulfato de magnesio se emplea además como sales de baño, particularmente en la terapia de flotación, porque altas concentraciones de esta sal disuelta en agua, aumentan la densidad del agua, lo que hace que un cuerpo humano flote como una boya. 
Tradicionalmente se ha empleado para baños de pies, con propósitos de relajación, también ayuda en la buena circulación.
 

Cómo tomar un baño de sales de Epsom?
Un baño de sales de Epsom a la semana, puede tener un impacto increíble en su salud general y bienestar emocional. 
Tomar un baño de sal de Epsom es simple:
Llene la tina con agua caliente o tibia.
Añada entre dos y cuatro tazas de sales de Epsom al agua.
Mezcle el agua con sus manos y permita que la sal de Epsom se disuelva.
Añada de cinco a diez gotas de su aceite esencial favorito justo antes de que entre en la tina para maximizar la reducción del estrés. Algunas opciones comunes son el de lavanda, el de rosas o los aceites de esencias de manzanilla.
Es aconsejable sumergirse en la tina durante unos 15 minutos solamente, para evitar la reabsorción de las toxinas, eliminadas por la sal de Epsom. Báñese en regadera inmediatamente después del baño en la tina para eliminar las sales de Epsom, pues pueden secar la piel.
Precaución:
La sal de Epsom, por su alto contenido de magnesio, es laxante. La ingesta de agua durante el baño en la tina, sobre todo por un niño, podría dar lugar a evacuaciones mayores.
Como pueden ver el baño de sales de Epsom, es una magnífica opción para eliminar toxinas, relajar los músculos doloridos, y mejorar el estado de ánimo entre otros beneficios.

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Por: B. Cetina

Imagen de: Los Andes

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario