Magnetoterapia para la Fibromialgia! Quita el estrés, moretones, eficaz para el piso pélvico.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

function googleTranslateElementInit() { new google.translate.TranslateElement({ pageLanguage: \’es\’ }, \’google_translate_element\’); } Favorece el metabolismo,  la mente se relaja, y baja la tensión nerviosa.

La magnetoterapia (aplicación de ondas magnéticas de baja frecuencia con finalidad terapéutica) está ligada a la salud humana.
Los campos magnéticos, controlados por un fisioterapeuta, aceleran la curación de roturas, fisuras o hematomas. 
Al someter a alguien a un campo magnético se favorecen los procesos metabólicos y la recuperación de fracturas.
Además, como resultado de su utilización, la mente se relaja y desciende el nivel de estrés.

\’Tuve un pequeño accidente y me lastimé el pie\’, explica un joven desde la sala de espera de la clínica madrileña donde recibe su dosis de magnetoterapia.
Cuando le toca el turno, se acuesta en una camilla y alrededor de su pie colocan un tubo.  
\’Según la lesión, regulamos la intensidad y la frecuencia del campo magnético\’, explica el terapeuta\’.
Las máquinas con las que trabajan en la clínica, que cuestan unos 10.000 euros.
El joven lleva un libro y lo empieza a hojear mientras le colocan un tubo alrededor del pie. 
Para que los efectos magnéticos sean efectivos, el paciente tiene que estar sometido a su acción durante un tiempo que varía entre los 20 y los 40 minutos.
Él está poco menos de media hora; le tratan una fisura en el empeine. 

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
\’El campo magnético produce una vibración de la zona sobre la que impacta y eso genera un aumento del metabolismo de la región dolorida\’.
El flujo sanguíneo es mayor; por tanto, el oxígeno y los nutrientes que llegan a ese extremo del cuerpo se multiplican y los procesos de recuperación que requieren aporte sanguíneo, como fracturas, cicatrices o inflamaciones, se aceleran\’.
\’Hace un par de años todavía había mucha gente crítica de la magnetoterapia porque al no notar un cambio real, da la sensación de que no hace nada.
Había mucho médico que lo único que decía era que generaba un efecto placebo.
Los fisioterapeutas han demostrado que funciona.
Si metes a una persona en magnetoterapia con un moretón, en dos días el derrame ha desparecido\’.

Pulseras-estafa: 
Aunque se sienten levemente, los campos magnéticos no se ven.
Y esa invisibilidad ha sido aprovechada tanto por sus críticos como por empresarios de poca ética.
La afamada pulserita-estafa de venta en farmacias, basaba sus beneficios en el supuesto y pequeño campo magnético que emitía desde la muñeca.
El producto, de moda entre deportistas, presentadores de televisión, era una farsa.
\’Para provocar un campo magnético hay que tener un generador.
La pulsera no tenía nada. Además, para que tenga efectos beneficiosos para la salud tiene que aplicarse con la intensidad exacta y controlado por un profesional\’.
Los sillones que tiene Lidia Serra, fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, en su clínica de Madrid.
Lleva más de 17 años tratando la incontinencia y desde hace siete utiliza los campos magnéticos como parte de su terapia.
\’Realizamos una aplicación distinta a la que se realiza en traumatología.
Nuestro objetivo es tonificar el músculo pélvico y trabajamos con máquinas diferentes\’.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

\’Cuando la emisión magnética entra en el cuerpo se convierte en un impulso eléctrico que estimula al músculo con una pequeña descarga que el paciente no siente\’, aclara la especialista desde el Instituto de Fisioterapia Pélvica Integral.
A diferencia de los rayos X, la radiación magnética es no ionizante. Solo produce un impulso o descarga.
A pesar de ello, cuando se está cerca de un aparato de magnetoterapia se recomienda no usar los móviles, y las personas con marcapasos o implantes no pueden someterse a ella, porque produce un calentamiento de los componentes metálicos, o puede alterar su funcionamiento.
La sesión de Luis está a punto de terminar y ahora se prepara para el masaje y la sesión de infrarrojos.

La magnetoterapia es un asistente, uno de los muchos sistemas de trabajo que poseen los fisioterapeutas.
No es un tratamiento en sí mismo. \’Me parece un gran error tratar a alguien solamente con magnetoterapiaHay que acompañar el tratamiento con otro tipo de técnicas\’.
Luis llega al masaje en un estado de relax total.
\’Durante la sesión no se siente nada, quizá una leve sensación de calor o una pequeña vibración\’.
\’Cuando estoy dentro leyendo me concentro mucho, a veces me duermo, y al salir siempre estoy relajado\’, añade.
Aunque sus efectos se concentran en el tubo, las ondas rebotan, recorren la habitación y, según la sensibilidad de las personas, relajan.

Es útil para la Fibromialgia?
Sí, es relajante, reduce el estrés, desaparece los moretones y para el tratamiento del suelo pélvico. 
Es muy útil combinar la magnetoterapia con masajes.
ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE CON SU MÉDICO.
NO SE SOMETA A NINGÚN TRATAMIENTO SIN ANTES CONSULTAR CON SU MÉDICO

¡Gracias por leernos!

👇Comparte!👇


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
 


PABLO LEÓN © EDICIONES EL PAIS, SL.
Información extraída de:
Imagen de: Clínica Prosalud


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({ google_ad_client: \»ca-pub-3259923220346730\», enable_page_level_ads: true });


(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Deja un comentario