Fibromialgia un trastorno del sistema nervioso, que causa dolor crónico.

Anuncios
La fibromialgia se cree que está relacionada a los neurotransmisores del sistema nervioso, lo cual provoca dolor crónico.
La Fibromialgia se puede considerar una enfermedad terrible por la concentración del dolor y la duración prolongada del mismo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen historias de toda una vida de dolor crónico generalizado.
Y el dolor puede ser más que físico…
El dolor te quita todo, tus esperanzas y tus momentos felices. Hace que tus seres queridos se muestren incómodos cuando te ven. Hace que los amigos y familiares se alejen. Te aísla en una caja pequeña, hasta que ya no queda nada de todo lo que eras.

Algunos estudios demuestran que los pacientes con fibromialgia presentan alteraciones periféricas y centrales que se producen en el sistema nociceptivo, con repercusión sobre el sistema nervioso autónomo y el sistema neuroendocrino.

El descenso del umbral del dolor es generalizado y afecta a diferentes tejidos, músculos, piel, huesos, tendones y ligamentos, lo que produce un dolor extenso, involuntario, con predominio en la espalda, se acompaña de dolor provocado por estímulos no dolorosos, principalmente al movilizar las diferentes partes del cuerpo.

El dolor musculoesquelético en la fibromialgia incluye una variedad de trastornos que provocan dolor en los huesos, articulaciones, músculos o estructuras circundantes.
 
No hay evidencia de que los opioides como la morfina o la oxicodona, tengan algún beneficio en la fibromialgia, los efectos adversos son comunes. Los pacientes a menudo usan opioides de acción corta, como la codeína.
La fibromialgia es una condición que causa dolor, rigidez, fatiga e hipersensibilidad, especialmente en el cuello, la espalda, los hombros y las caderas. Problemas con el sueño, la ansiedad, la depresión, dolores de cabeza y problemas gastrointestinales.

No conocemos las causas de la sensibilidad a la luz y el ruido, se les llama ‘hipervigilancia generalizada’. Eso significa que nuestros cuerpos están constantemente en alerta máxima. También es un síntoma del trastorno de estrés postraumático .

La hipervigilancia es beneficiosa para personas en situaciones potencialmente peligrosas, pero a los pacientes de fibromialgia nos abruma. 

Las posibilidades desencadenantes incluyen:

  • Alteración de los neurotransmisores del sistema nervioso,
  • Problemas con el estrés 
  • Desregulación de los neurotransmisores
  • Irregularidades de la presión arterial
Como paciente infórmese acerca de la enfermedad, los diferentes estudios respecto a causas y tratamientos. El progreso es un camino individual, y usted es el único que puede decidir qué hacer para sentirse ‘bien’ con la fibromialgia.