La Fibromialgia y el riesgo de suicidio. Un tratamiento eficaz, los controles disponibles y la ayuda que mereces.

Anuncios

 

Comprendamos por qué la Fibromialgia, otras enfermedades crónicas y los pensamientos  suicidas, están relacionados:
El dolor crónico junto con otros factores de riesgo, pueden desembocar en el suicidio, estudios previos examinaron comportamientos suicidas que no terminaron en la muerte, y no muertes por suicidio asociadas con el dolor crónico.
La ansiedad y la depresión se diagnosticaron con más frecuencia en las personas con dolor que se suicidaron.
Con el aumento de la comprensión tanto de la fibromialgia como del dolor crónico, aumenta la oportunidad de la prevención a través de un tratamiento eficaz y los controles disponibles. Las personas que son más propensas al suicidio pueden ser reconocidas por médicos, familiares y amigos y  así buscarles la ayuda que merecen.
Los estudios encuentran puntos en común en las personas que son más propensas a intentos de suicidio, y suicidios consumados.
 
La lista de características incluye:
1- Ser mujer. 
Los hombres cometen cuatro veces más suicidios, pero las mujeres son tres veces más propensas a intentar suicidarse.
2- El dolor crónico, independientemente de la fuente.
3- La mala salud psicológica caracterizada por altos niveles de depresión y ansiedad, o baja autoestima.
4- El mal descanso, que incluye problemas para conciliar el sueño, dificultad para mantener el sueño, falta de continuidad del sueño y la mala calidad del sueño global. Y aumento de la fatiga.
Al observar estas cuatro características, hay una clara asociación entre las circunstancias que conducen al suicidio y los síntomas de la fibromialgia.
Las mujeres son más propensas que los hombres a tener la enfermedad. Y el síntoma principal es el dolor crónico generalizado. Se suele asociar con problemas de salud mental como la depresión.
Los múltiples síntomas de la fibromialgia y sus dimensiones, llevan a un impacto más negativo, que el dolor crónico solo.
Con toda esta evidencia, quedan preguntas importantes: 
Qué hacer para evitar esta situación? Ir al médico con regularidad evita el riesgo de suicidio. Un estudio mostró que los pacientes que no tenían pensamientos suicidas pasaron 6 horas al año con su médico.
La atención de la fibromialgia debe ser multidisciplinaria. Ningún paciente que es tratado por especialistas en salud mental tuvo intentos de suicidio. Es necesario trabajar con un profesional  de salud mental, es uno de los primeros pasos para la atención de la fibromialgia, junto con fisioterapia, técnicas de autocontrol, el ejercicio regular y visitas frecuentes a un reumatólogo y médicos de atención primaria.
 
Excelentes sugerencia que, a veces, resulta difícil poner en práctica:
Comenzar una rutina de ejercicios, mejorar la higiene del sueño, cuidar la alimentación y utilizar las medidas que le sugiera su terapeuta para para mejorar su autoestima. Todos estos aspectos son valiosos.
Si nos resulta difícil salir a caminar cuatro días por semana, comencemos de a poco, unos metros e ir agregando un poco más cada vez que salimos.
Comer comidas saludables tiene mucho sentido, si tuviera la energía para cocinarlas… Hay preparaciones que ni siquiera hay que cocinarlas con un gran trabajo, ensaladas pre-cortadas, tomates, atún en lata, carne o pollo a la plancha, frutas…
¿Cómo puedo dormir mejor?
  1. Irse a la cama y despertar a la misma hora todos los días.
  2. Evitar la cafeína, especialmente por la tarde y noche.
  3. Evitar la nicotina.
  4. Hacer ejercicio con regularidad, pero no demasiado tarde.
  5. Evitar las bebidas alcohólicas antes de acostarse.
  6. Evitar comidas y bebidas pesadas por la noche.
¿Cómo enfrentar la fibromialgia?
  1. Ríete. Incluso en días difíciles, reírte ayuda si puedes mantener tu sentido del humor, y una buena salud mental. 
  2. Movimiento consciente. Está comprobado que el ejercicio es beneficioso para las personas que padecen fibromialgia.
  3. Medita. 
  4. Haz la prueba con visualización guiada (es una técnica que puedes utilizar para ayudar a relajar la mente y el cuerpo. La visualización guiada utiliza la imaginación y los cinco sentidos (vista, olfato, tacto, gusto y audición) para transportar a la mente a un lugar donde quisieras estar).
  5. Enfócate en algo significativo para ti, tus hijos, nietos, mascotas…
El pesimismo puede ser descrito de muchas maneras, incluyendo:
•  Al ver el vaso medio vacío en lugar de medio lleno.
•  Al ver la vida como un viaje interminable de decepción.
•  Centrándose en lo que otras personas tienen cosas mejores o las consiguen más fácil que tú.
•  La incapacidad de encontrar aspectos positivos acerca de las personas, lugares o cosas que te rodean.
En muchos sentidos, el pesimismo es una respuesta a la fibromialgia:
•  Es una condición médica crónica.
•  No se puede curar. 
•  No se puede eliminar.
•  Sólo puede ser tratado con niveles variables de respuesta.
•  Cuando usted mira a su futuro con fibromialgia, parece sombrío.
•  Más que los síntomas de la fibromialgia, la manera de ver el futuro de su vida es su mayor enemigo.
Este es el problema.
Esta enemiga ha estado cobrando impulso desde su diagnóstico.
Por este motivo la enemiga debe ser rechazada!
¿Quieres luchar contra tu fibromialgia?
Así es cómo se hace:
Ser realista. ¿Vas a despertar un día sin dolor?. Vas a obtener un buen descanso todas las noches?. ¿Vas a tener cero problemas de salud mental?.
Con los remedios, la atención de tu salud mental y la actividad física correctos, puede que sí.
La Fibromialgia nos causará problemas. Podemos tomar medidas para cambiar físicamente estos aspectos, pero lo mejor es cambiar como vemos las cosas, y que esperas de nuestro futuro.
Lo negativo de la vida no debe causarnos angustia. La diferencia entre lo que quisiéramos que fuera y la realidad, es lo que crea angustia.
Al ser más realistas con nuestras expectativas, tendremos menos pesimismo.
Sea paciente
Veamos la condición como algo que va a tomar un esfuerzo de muchos años, para tratar de combatir sus síntomas, mediante el cultivo de la paciencia.
Los síntomas no van a cambiar de inmediato, pero sí podemos trabajar para ver las cosas con optimismo.
Practiquemos la bondad hacia nosotros mismos, queriéndonos… Elogiemos nuestros logros, y comprendamos nuestros defectos. Si pierdes la fe y la confianza en ti mismo, allí el pesimismo se apodera de nosotros.
Sí, la fibromialgia nos puede quitar estas cualidades. Pero todavía tenemos la esperanza, ¡aferrémonos a ella!.