Fibromialgia, ¿duermes mal? ¿Te sientes muy cansado?

El síntoma predominante que define la fibromialgia, es el dolor generalizado continuo, no relacionado con la actividad y sin una lesión orgánica que se pueda ver.

Este dolor se acompaña de multitud de otros síntomas, destacando dos por su frecuencia y su interferencia en la vida y salud del paciente:
La alteración del sueño y el cansancio que no corresponde con la actividad realizada. Si duele incluso de noche es lógico que interfiera con el sueño y te sientas mucho más cansado de lo normal por la mañana.
Si tienes insomnio y te despiertas frecuentemente, es normal que por la mañana te levantes fatigado y la musculatura se resienta al realizar cualquier actividad.

Un investigador del sueño, detectó que los enfermos con fibromialgia tenían alteraciones en la fase REM (fase de sueño profundo), como si durmieran superficialmente. Experimentó con personas sanas despertándolas cuando entraban en el sueño profundo durante unos días, y concluyó que prácticamente todos las personas del ensayo presentaron síntomas de fibromialgia.
También estudió lo mismo en deportistas (corredores de élite), y ninguno de ellos presentó dolor ni fatiga. Con esto demostró la relación que tiene el sueño con el ejercicio físico, en los pacientes de fibromialgia.
El dolor, la fatiga y la depresión también contribuyen a que muchas personas con fibromialgia sean sedentarias y sus niveles de capacidad cardiorrespiratoria estén en niveles inferiores a la media de la población.
Es difícil tratar de aconsejar a una persona que se siente 
terriblemente cansada, de que debe hacer ejercicio físico, 
parece un absurdo, pero es fundamental para lograr un buen 
descanso, y buena salud en general (al margen de la fibromialgia).

Deja un comentario