Fibromialgia en niños y adolescentes. Similitudes y diferencias con la condición en adultos.

Aunque la fibromialgia se asocia más con los adultos, también puede afectar a los niños y adolescentes, con la presentación de muchos síntomas iguales pero algunas trastornos asociados diferentes y, para las personas con fibromialgia juvenil hay pocas opciones de tratamiento. 

La fibromialgia en adultos ha sido objeto de una amplia investigación, pero las preguntas de cómo la fibromialgia afecta a niños y adolescentes, especialmente a las niñas, están siendo tratados y estudiados.
Los autores resumen las áreas de semejanzas y diferencias entre la 
fibromialgia juvenil y la adulta. A pesar de que la aparición de la fibromialgia en adultos es diferente al inicio de la fibromialgia juvenil, los síntomas característicos de dolor generalizado, dificultades para dormir, fatiga son similares en ambos grupos. 
Los informes recientes sugieren que los trastornos psicológicos asociados son menos severos en pacientes menores con fibromialgia, en comparación con los adultos. 
Como consecuencia de ello, los pacientes más jóvenes pueden tener pronóstico general más positivo.
Los adolescentes con fibromialgia a menudo tienen laxitud o 
hipermovilidad articular una condición asociada que rara vez se menciona en los adultos. Un estudio reciente encontró que en alrededor del 40 por ciento de los pacientes con fibromialgia juvenil había puntuaciones elevadas en la Escala de Beighton, una medida basada en el número de articulaciones hipermóviles.
Debido a que la fibromialgia juvenil progresa hasta la edad adulta 
afectando la calidad de vida el reconocimiento y tratamiento precoz 
es de inmensa importancia.

Los medicamentos que han demostrado ser beneficiosos en adultos también se han utilizado en niños y, en ocasiones, son eficaces. Algunas opciones frecuentes son las siguientes:

  • Antidepresivos. La duloxetina (Cymbalta, Drizalma) y el milnacipran (Savella) pueden ayudar a aliviar el dolor y la fatiga. La amitriptilina puede ayudar a aliviar el dolor y promover el sueño. Otros antidepresivos pueden incluir fluoxetina (Prozac, Sarafem, otros), venlafaxina (Effexor XR) o bupropión (Wellbutrin SR, Contrave, otros).
  • Medicamentos anticonvulsivos. A menudo, los medicamentos diseñados para tratar la epilepsia ayudan a reducir ciertos tipos de dolor. La gabapentina (Neurontin, Gralise) y la pregabalina (Lyrica) a veces se recetan a los adolescentes para reducir el dolor de la fibromialgia. (Clínica Mayo)
La terapia cognitivo conductual es un tipo de terapia de conversación que se ha estudiado bien en el tratamiento del dolor crónico en los niños. Se enfoca en ayudarlos a controlar su dolor usando técnicas como tratamientos basados en la relajación, distracción y detención del pensamiento. Estas técnicas pueden ayudar a reducir la discapacidad y la depresión. (Clínica Mayo)
Un ensayo clínico aleatorio controlado demostró que los adolescentes a los que se les enseñó habilidades de comportamiento para afrontar al dolor, mostraron en un período de seguimiento de seis meses niveles significativamente más bajos de discapacidad en comparación con los pacientes del grupo de control. 
Los síntomas de la depresión disminuyeron significativamente, alcanzando niveles normales estándar para adolescentes sanos por el final del estudio. 
La terapia cognitivo-conductual mostró mejores resultados en los 
pacientes con fibromialgia juvenil, que en los adultos.
A pesar de las mejoras significativas en las pautas de diagnóstico y 
tratamientos adecuados a la edad, los autores hicieron hincapié en la necesidad de continuar la investigación de mejores opciones de terapia farmacológicas y no farmacológicas para la fibromialgia juvenil.
Los hallazgos pueden permitir a los investigadores identificar los 
factores de riesgo tempranos y entender mejor cómo abordar 
actualmente, y a futuro estrategias terapéuticas para corregir estos riesgos, evitando posiblemente la progresión de la enfermedad en la edad adulta de manera efectiva.
Imagen de:
El estudio:
«Juvenile Fibromyalgia: Different from the Adult Chronic Pain Syndrome?»

Deja un comentario