8 Beneficios del té blanco para la Fibromialgia y la salud en general

El té blanco, originario de las altas montañas de la provincia China de Fujian, es conocido como el té de la inmortalidad y la juventud eterna.

Proviene al igual que el te verde, y el te rojo, de la planta camellia sinensis. Para este té se recogen los brotes más jóvenes, es en realidad un té verde del cual sólo se recogen los brotes antes de que se abran y son tratados especialmente para conservar aún mayor cantidad de antioxidantes, vitamina C y flúor.

El té blanco tiene niveles elevados de polifenoles, lo que fortalece la elastina y colágeno de los tejidos de la piel.

Previene la formación temprana de líneas finas de expresión y arrugas. Para disfrutar de los beneficios de esta bebida, es necesario que sea libre de azúcar, colorantes artificiales y  conservantes. 

1. Te ayuda a perder peso. 
Una investigación realizada por la ‘Beiersdorf Ag’ en Alemania afirma que inhibe la generación de nuevas células grasas (adipocitos humanos). Además estimula la movilización y eliminación de la grasa ya existente en el cuerpo humano.
2. Mejora la apariencia de la cicatrices. 
Incrementa la producción de elastina que es compatible con la elastina del cuerpo, la cual ayuda a los tejidos para reparar de forma más rápida y eficiente las heridas producidas en la epidermis.
3. Sonrisa perfecta. 
Tiene propiedades antibacterianas las cuales ayudan a eliminar incluso las bacterias que forman la placa, caries y el mal aliento.

4. Cuida el movimiento de tu cuerpo. 

El consumo de té blanco puede reducir el riesgo de inflamación, que es una característica de la de la artritis reumatoide. 

5. Favorece la digestión. Es ideal si sufres de estreñimiento, ya que favorece el tránsito intestinal. Cualidad que también convierte al té en un depurativo, ya que permite que el organismo libere toxinas y grasa acumulada.
6. Evita la aparición de varices. 
Esto a través de evitar los problemas ocasionados por el adelgazamiento de la sangre. Esta infusión protege el corazón y todo el sistema circulatorio. Es suficiente beber de dos a tres tazas de té diariamente para reducir el riesgo de muerte tras un infarto en un 50%.
7. Disminuye tu apetito. 
Al consumirlo a una temperatura alta, esta bebida aumenta la sensación de saciedad en el organismo. Lo que evita que consumas más comida. ¡Toma una taza de té cada vez que sientas hambre!
8. Disminuye el tamaño de tu cintura. 
Consumir con regularidad té caliente puede disminuir el riesgo de síndrome metabólico, que aumenta las posibilidades de desarrollar diabetes, enfermedades arteriales y accidentes cardiovasculares, padecimientos que se relacionan con el aumento en la circunferencia de la cintura.
El té blanco sin fermentar posee propiedades contra el cáncer más potentes en comparación de otras infusiones.

Deja un comentario