Fibromialgia. Un poco de tristeza es buena pero si perdura, indica que necesitamos ayuda.

Aunque filosofar sobre las ventajas de sentirse triste no demuestra nada, la ciencia sí lo hace.
Los científicos advierten que la tendencia a medicarnos contra la tristeza como si esta fuera una enfermedad nos impide aceptar nuestro lado desdichado, y elimina la motivación para madurar emocionalmente.
Si no hubiera tristeza no podríamos apreciar completamente lo que significa ser feliz igual, que sin el caos no podríamos apreciar la calma. El equilibrio natural de la vida necesita que haya claridad y oscuridad, felicidad y tristeza, caos y tranquilidad.
Aprender a manejar tus emociones, enfrentar los diferentes sentimientos, crea una fortaleza interna que es menos propensa a “desgastarse”, o a sufrir problemas relacionados con el estrés. Tomarse el tiempo para aprender a manejar los propios sentimientos es una parte saludable y necesaria del bienestar mental.
 

6 razones para permitirte un poco de tristeza
•  Las investigaciones demuestran que las personas tristes tienden a ser más comprensivas y menos egocéntricas y son mejores escuchando, en pocas palabras con frecuencia son la mejor compañía.

•  La tristeza te hace pensar más profundamente, aprovechar nueva información y reevaluar las viejas ideas, todo esto es necesario, dado que irónicamente, el cambio es la única constante en la vida.
 
•  La tristeza nos pone los pies en la tierra.
Ayuda a distinguir lo que es importante y lo que no lo es, a priorizar correctamente. Es un nivelador de la vida.
 
•  La tristeza tiende a hacernos más comprensivos al reconocer nuestro propio dolor, somos capaces de comprender y responder correctamente ante el dolor de los demás.
•  La tristeza presenta una oportunidad para el crecimiento personal, tan trillado como suena es cierto el mantra “al que quiera celeste, que le cueste”.
 
•  Así como el miedo sirve como advertencia ante la presencia del peligro, cuando la tristeza se hace constante es una señal de que la persona necesita ayuda.
Es algo biológico que es evidente en los monos, perros y elefantes, todo animal en general, cuando está triste más que un rato: tiene algún problema de salud. 
Estar «para arriba»todo el tiempo puede significar que se minimizan amenazas que son muy reales y termina siendo peligroso. 
Si estamos tristes durante un tiempo prolongado es muy importante consultar a nuestro médico, ya que podría tratarse de depresión.
Ante cualquier duda CONSULTEMOS A NUESTRO MÉDICO!
¡GRACIAS POR LEERNOS!
Por: B. Cetina
Imagen de: ElTiempo

Deja un comentario