Fibromialgia, las siestas prolongadas pueden aumentar la gravedad de los síntomas.

Cuando los pacientes con fibromialgia duermen una siesta para hacer frente a sus síntomas, la gravedad de los mismos, puede aumentar.

Según un estudio publicado en la Revista ‘Desórdenes Musculo-esqueléticos’.
Un equipo de investigadores unidos reunieron los datos de un cuestionario en línea, distribuido a 1.044 adultos con fibromialgia diagnosticada y notaron que las siestas repetidas y más largas, tomadas durante el día se relacionaban con una mayor gravedad de los síntomas.
A partir de estos datos, los investigadores dividieron a los pacientes en dos categorías:
Los que tomaban su siesta regularmente y los que lo hacían cada tanto.
La mayoría de los que toman una siesta diaria, lo hacen durante la tarde sin querer tomar una siesta, simplemente se duermen.

Los enfermos duermen la siesta porque están cansados ​​o agotados, no se sienten bien, ya sea por haber tenido una mala noche de sueño, tener dolor de cabeza, o estar con dolor generalizado. Los pacientes más jóvenes duermen más siestas que los pacientes mayores. Los investigadores notaron que quienes tomaban siestas diarias prolongadas, tenían un mayor predominio de enfermedades adicionales, diabetes, un 25% más de posibilidades de sufrir un problema cerebral, niveles altos de colesterol, sobrepeso, problemas cardiovasculares entre otras, aparte de la fibromialgia, y más dolor.
Los pacientes con fibromialgia experimentan dolor prolongado, fatiga, problemas de memoria y trastornos del sueño. Todo esto afecta su capacidad para realizar las actividades diarias y por eso duermen siestas durante el día.
Dormir una siesta hace que los enfermos se sientan mejor en el momento, este estudio muestra que la gravedad general de los síntomas puede empeorar a medida que las siestas se hacen más largas y más continuas.

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Imagen de: El confidencial
Última actualización: 2/03/2020

Deja un comentario