La capacidad de enfrentar la Fibromialgia, ayuda a tener menos dolor y ser más eficaces.

Cuando usted es diagnosticado con fibromialgia, las primeras cosas que aprende son: que no hay cura y que no es fácil encontrar tratamientos eficaces. 
Es normal sentirse triste, enojado, impotente y confundido.
Una vez que pasa la conmoción inicial, el camino a seguir puede hacer una gran diferencia en tus sentimientos.
Una investigación sobre cómo lidiar con las enfermedades reumáticas, incluyendo a la fibromialgia y la artritis reumatoidea (AR), demuestra que las personas con capacidad de hacerle frente a la enfermedad, tienen menos dolor y son más funcionales, que las personas que se sienten impotentes.
Un artículo, identifica dos actitudes importantes que pueden ayudar a adaptarnos a la vida con fibromialgia: la autoeficacia y el optimismo.
También nombra la «indefensión aprendida» que es la creencia de que no se puede hacer nada para mejorar su salud.
Autoeficacia y Vida Con Fibromialgia
El valerse a sí mismo, representa la idea de que uno puede realizar comportamientos específicos, para lograr los objetivos relacionados con la salud.
Mientras que la indefensión aprendida, tiende a representar casi constante con respecto a una amplia cantidad de síntomas.
Una persona puede variar con respecto a valerse a sí mismo, ante diferentes situaciones.
A modo de ejemplo, un paciente con AR pueden tener alta autoeficacia para hacer sus actividades diarias, para reducir el dolor y la fatiga, pero puede mostrar baja autoeficacia para la realización de ejercicios en el agua para mejorar la función física.
El aumento de la autoeficacia se asocia con mejoras en la depresión, el dolor, y la actividad de la enfermedad entre los pacientes con AR.
La baja auto-eficacia en pacientes con trastornos dolorosos crónicos, se asocia con la presencia de síntomas de depresión, mayor duración del dolor, el dolor más extendido y la falta de empleo.

Entre los pacientes con FM, la alta autoeficacia respecto al dolor se relaciona con un alto umbral de dolor y niveles de tolerancia.
Esa creencia, sin embargo conduce a la acción (la búsqueda de maneras de manejar los síntomas y sentirse mejor)y la acción conduce a la mejora.
Algunos ejemplos de conductas que la autoeficacia promueve, incluyen:
• Ejercicio suave.
• Consumir una dieta saludable.
• Tomar suplementos nutricionales.
• La auto-estimulación.
Optimismo, Viviendo con fibromialgia
Por lo general, pensamos en el optimismo como «mirar el lado bueno». 
Cuando estás en la cama con dolor implacablemente grave, y tu fibro-niebla es tan mala que casi no puede seguir la trama de una comedia, todo esto te dice que mirar el lado bueno, es a la vez ridículo e insultante. Eso, sin embargo, no es la verdadera definición de optimismo. 
Es realmente una tendencia constante a creer que usted experimentará buenos resultados, en lugar de  malos.
Es la diferencia entre el pensamiento, «Nada va a mejorar», y «sé que no siempre será así». En los estudios médicos, el optimismo está asociado con un mejor bienestar psicológico, hacer frente de mejor manera a eventos de salud estresantes, como el cáncer de mama, y la cirugía a corazón abierto y una mayor tolerancia al dolor.
Indefensión aprendida y la Vida Con Fibromialgia
La indefensión aprendida se considera una distorsión cognitiva, que es un pensamiento o una idea inexacta. Por ejemplo, después de probar 3 o 4 fármacos que no ayudan, alguien puede desarrollar la idea distorsionada, que no hay drogas que le puedan servir.
Este tipo de pensamientos a veces se llaman catastrofismo y los estudios muestran que están vinculados a altos niveles de dolor, y angustia psicológica en las personas con fibromialgia, AR y artrosis.
¿Uno de estos estados describe su actitud?
•  «Los medicamentos no funcionaron, así que no hay nada que me vaya a ayudar»
•  «Mi médico dice que nada funciona bien para la fibromialgia, así que supongo que sólo tengo que vivir así para siempre»
•  «La gente que habla sobre el pensamiento positivo, hacer ejercicio y busca alegría en la vida simplemente no están tan mal como yo»
•  «Los médicos ni siquiera entienden sobre fibromialgia así que, ¿qué posibilidades tengo?»
•  «No hay nada que pueda hacer, hasta que alguien encuentre la cura»

Si es así, definitivamente no está solo. 
Veo ese tipo de declaraciones todo el tiempo en el grupo de:
Si bien pueden ser una reacción un tanto común a la fibromialgia, pueden ser barreras para el afrontamiento y el tratamiento.
El desarrollo de mejores estrategias de supervivencia para la fibromialgia
Es posible desarrollar mejores habilidades para afrontarla: el optimismo y la autoeficacia.
Algunas personas pueden ser capaces de hacerlo por su cuenta, mientras que otros pueden necesitar ayuda.
Si usted está teniendo problemas para hacerle frente, hable con su médico al respecto.
El proceso básico de afrontamiento consta de 4 pasos:
* La identificación de un factor estresante (algo que hace que los síntomas empeoren).
* Tratar un nuevo enfoque que podría disminuir el efecto del factor estresante.
* La evaluación de la eficacia de su enfoque.
* Adaptar el enfoque según sea necesario.
A veces se puede eliminar el estrés de tu vida, pero otras no se puede.
Ahí es cuando es necesario encontrar maneras de disminuir el impacto que produce.
He aquí un ejemplo:
Un acontecimiento estresante hace que mis síntomas se disparen durante aproximadamente 48 horas.
Después de los acontecimientos estresantes, he tratado de disminuir el efecto con respiración profunda; meditando en un lugar tranquilo; yoga; bebiendo té; y tomando un baño caliente. He descubierto que todas estas cosas me ayudan a diferentes grados.
Cuando soy capaz de hacer 2 o 3 de estas técnicas justo después del evento estresante, reduce en gran medida mi gravedad de los síntomas, y la duración del tiempo que me lleva a recuperarme. No todas estas cosas son posibles en todas las situaciones, pero  trato de hacer la mayor cantidad posible.
El hecho lamentable es que, hasta el momento no tenemos una cura o tratamientos universalmente eficaces para la fibromialgia. Esas son las cosas que no puede controlar.
Lo que usted puede controlar, sin embargo, es cómo hacer frente a la realidad de su enfermedad, y qué puede ayudar a determinar que encuentre maneras efectivas de manejar sus síntomas, y recuperar su calidad de vida.

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: 

https://psicologiauanl

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: