18 sensaciones y dolores que sufre la persona con un episodio agudo de Fibromialgia

La fibromialgia presenta los siguientes síntomas: dolor, cansancio, depresión y ansiedad. Es una enfermedad que afecta a nuestra capacidad, nuestra confianza, nuestras familias y nuestros amigos y para que sea aún más difícil de comprender, nos afecta a todos los pacientes de manera completamente diferente.

Después de muchos años de padecerla todavía todavía podemos ser sorprendidos por un nuevo dolor.

En las redes sociales interactuando con otros pacientes que también luchan con lo inesperados que son los síntomas de la enfermedad, podemos comprobar que no somos los únicos en sentir estas cosas.

Hay veces que nos asombramos de la capacidad de la fibromialgia de sorprendernos una y otra vez, justo cuando pensamos que conocíamos todo respecto a la condición, sentimos algún síntoma agravado.

¿Cómo describir esta condición tan variable a la gente que no la entiende?

¿Cómo la describimos a las personas recientemente diagnosticadas, para que puedan aprender y buscar apoyo médico eficaz?
18 cosas que se pueden sentir en un ‘episodio grave’ o una crisis de fibromialgia:
1. Los músculos duelen como si hubiéramos ido a bailar a la noche y luego a una clase de spinning a la mañana.
2. Las rodillas se sienten muy doloridas. 

3. Los dedos de las manos duelen ante cualquier movimiento.

4. ¡Hay pequeños espasmos internos en los músculos!
5. Caminar se siente como si estuviéramos con barro o nieve hasta los muslos y todo lo que quisiéramos es acostarnos.
6. Los ojos arden como si tuvieran arena. Como si hubiéramos estado despiertos durante 24 horas seguidas.
7. La cabeza se siente vacía, buscamos palabras y cuando finalmente las encontramos no las podemos ordenar.
8. Sentimos tristeza y decepción. A pesar de que entendemos el ciclo del dolor, cada vez que ocurre nos cuesta aceptarlo.
9. La cabeza se siente pesada y el cuello débil como si no pudiera soportar el peso.
10. Nos resulta difícil hasta doblarnos y mantener esa posición, para recoger algo del suelo.
11. Los dedos se sienten adormecidos a cada toque en la pantalla del smartphone. 
12. La piel de la espalda duele, parece que hubiera sido golpeada.
13. Todo el cuerpo se siente tenso como si simplemente estirarse fuera a mejorarlo. Pero no.
14. La mente quiere ir a dar un paseo, a cocinar la cena, lavar los platos, pero el cuerpo está tan cansado que no tenemos ni siquiera voluntad de levantarnos.
15. Sentimos un nudo en el estómago, estamos distraídos y nos da la sensación de estar muy enfermos. Sentimos ansiedad pero no sabemos por qué.
16. Sentimos picazón, rascarnos proporciona cierto alivio, pero después arde y duele aún más.
17. Nos sentimos tan cansados, mal, frustrados. Nos preguntamos: ¿por qué no mejoramos a lo largo de esta maldita condición?. ¿Qué más tendríamos que hacer?. 
18. Sentimos como si nos hubiéramos golpeado, pero no fue así… No podemos hacer otra cosa seguir aguantando.
Nota de la autora:
Con un tratamiento multidisciplinario correcto, un buen médico, un neurólogo y un reumatólogo la mayoría de estas cosas no ocurren al mismo tiempo, ni con tanta gravedad. Y si lo hacen, ¡el malestar es mucho más leve y soportable!
 
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.
 
Relatado por diferentes pacientes