¡Fibromialgia, espasmos o calambres musculares! ¿Qué puedo hacer?

¿Tienes un espasmo muscular?
Cuando tenemos un espasmo muscular, es necesario detener cualquier actividad que estábamos haciendo. Los espasmos pueden producirse durante el ejercicio o una actividad cotidiana normal.
Apenas te des cuenta de que sufres un calambre, intenta lidiar con el. Si bien pueden ser dolorosos, no suelen presentar problemas luego.
•  Masajea o frota el área donde sufres el espasmo para ayudar a que el músculo se relaje y aumentar la circulación sanguínea.
Descansa los músculos afectados.
Es útil hacer esto hasta algunos días después de haber sufrido el espasmo, sobre todo si este se produjo en la espalda.
Es normal sufrir dolor después de un calambre. Tus músculos podrían estar tensos y es necesario que les brindes tiempo para recuperarse, sin ejercer ningún estrés adicional en ellos.
Asegúrate de mover el músculo durante esta etapa para impedir que se torne rígido.
•  Podrías utilizar el músculo afectado con cuidado, pero detente si sientes un calambre o dolor.

LEE MÁS:
25C225BFCu25C325A1l2Bes2Bel2BSuplemento2Bque2BPuede2BAyudarnos2BMuch25C325ADsimo_
Realiza estiramientos.
Si sufres un espasmo muscular o calambre, estírate.
Al estirarte, tiras el músculo en la dirección opuesta a la contracción haciendo que se alargue y relaje. Durante el estiramiento, deberás elongar y contraer con suavidad el músculo afectado, pero no te excedas demasiado. Es mejor que te detengas si comienzas a sentir dolor. Si lo sientes apretado, mantenlo en esa posición pero no sigas estirándolo.
Mantén cada estiramiento durante un tiempo aproximado de 30 segundos.
•  Si sufres calambres en las pantorrillas, párate a unos cuantos centímetros de una pared. Coloca los antebrazos contra la pared mientras mantienes las rodillas y la espalda rectas. Los talones deben estar apoyados en el suelo. Inclínate hacia adelante y sentirás que los músculos de las pantorrillas se estiran. Esta sensación debe ser agradable, si sientes algún dolor, no continúes.
•  En el caso de calambres en los pies o las pantorrillas, deberás sentarte y flexionar los dedos de la pierna acalambrada llevándolos hacia arriba en dirección a tu rostro. También puedes tirar suavemente el pie hacia tu cabeza. sentirás el estiramiento en los músculos de la pantorrilla.
•  Si tienes un calambre en los músculos isquiotibiales, siéntate en el suelo y extiende las piernas frente a ti. Tus pies deben estar estirados o flexionados. Dóblate a la altura de la cadera mientras mantienes la espalda recta y baja el pecho hacia las piernas. Detente cuando sientas que la parte posterior de las piernas se estira.
•  Si quieres tratar un calambre en el muslo, sujétate a una superficie estable, agárrate el tobillo y jala tu pie con suavidad en dirección hacia tu trasero. Sentirás como se estira toda la parte frontal del muslo.
•  En el caso de un espasmo en la mano, apoya la palma sobre una pared y empuja la mano contra ella con los dedos hacia abajo.
Si sufres un espasmo en la espalda, realiza ejercicios suaves.
Solo hazlos después que el dolor haya disminuido o si el calambre es mínimo, pero evítalos si el espasmo en la espalda es grave o muy doloroso. Si alguno de estos ejercicios empeora el espasmo, detente.
•  Camina mientras elevas las rodillas a una mayor altura de la normal y mantienes la espalda recta. Esto te proporcionará un movimiento de estiramiento suave en la parte baja de la espalda que podría ayudar a aliviar el calambre muscular.
•  Levanta los brazos por encima de la cabeza. Repite el ejercicio 10 veces, mantenlo durante 5 a 10 segundos. Hazlo de 3 a 4 veces al día para ayudar a que los músculos de la espalda se estiren.

•  Recuéstate en el suelo y lleva una rodilla con suavidad en dirección hacia el pecho. Mantén esta posición por unos 10 segundos y luego cambia de lado. Repite el ejercicio unas 5 a 10 veces, de 2 a 3 veces al día. También puedes llevar ambas rodillas en dirección hacia el pecho. Estos movimientos harán que la espalda baja se estire mientras permiten que el resto de los músculos se relajen y se acomoden.
NO TOME NINGÚN MEDICAMENTO NI SUPLEMENTO SIN CONSULTAR ANTES CON SU MÉDICO!
Nota: Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web.

Deja un comentario