Fibromialgia inyecciones en los puntos gatillo, gran alivio del dolor

Anuncios
La proloterapia es un excelente tratamiento para los dolores músculo-esqueléticos.
Activa el sistema de reparación normal del cuerpo a través de inyecciones de dextrosa hipertónica en tendones, ligamentos y articulaciones que están dañados y no reparados.

La proloterapia es una terapia de inyección regenerativa para tratar el dolor crónico relacionado con ligamentos, tendones y articulaciones. Los ligamentos y tendones están formados por tejido conectivo. Su función es estabilizar las articulaciones y unir los músculos a los huesos. De ahí que sea fundamental que los ligamentos y tendones se mantengan sanos. 

También es un tratamiento para los dolores músculo­esqueléticos. Desactiva los puntos gatillo musculares que son pequeñas áreas muy dolorosas (comúnmente llamados nudos). Se realiza mediante inyecciones con lidocaína 0.5%.

El procedimiento es mínimamente invasivo y beneficia a pacientes con condiciones de dolor crónico como la fibromialgia. Causa dolor generalizado, trastornos del sueño, fatiga, y, a menudo, trastornos psicológicos. Hay pacientes que también sufren de síndrome de piernas inquietas, intestino irritable, vejiga irritable, entumecimiento y hormigueo, y sensibilidad al ruido, luz o temperatura. La enfermedad no tratada puede conducir a sufrir de mucho dolor, fatiga e incomodidad.

Los puntos gatillo son áreas de enfoque de los espasmos  músculoesqueléticos.
En estos puntos se siente como un nudo o nódulo que es muy sensible y/o doloroso al tacto. En algunos casos el dolor se irradia a las zonas cercanas, por ejemplo el punto gatillo del trocánter irradia dolor hacia la rodilla.
Los puntos gatillo comúnmente acompañan a los trastornos músculoesqueléticos crónicos y enfermedades como la fibromialgia, dolores de cabeza, artritis reumatoidea, artrosis, lumbalgia, cervicalgia, dorsalgia, fascitis plantar, dolor de cuello, dolor de espalda, hombro inmovilizado, síndrome de dolor miofascial y mucho más.
Un traumatismo agudo o lesión menor repetitiva también puede conducir al desarrollo de los puntos gatillo.
Las inyecciones se utilizan generalmente para el tratamiento de los grupos de músculos del cuello, los brazos, la espalda baja y piernas. Los pacientes que experimentan dolor crónico normalmente se benefician enormemente de inyecciones en los puntos gatillo. También actúan como un complemento eficaz a los programas generales de rehabilitación y permiten que muchos pacientes ancianos, puedan tener una buena calidad de vida sin sentirse abrumados por el dolor.
Las infiltraciones requieren un diagnóstico correcto un médico con un conocimiento excelente de los músculos y de la anatomía funcional, entrenamiento, aprendizaje y mucha práctica.
La Proloterapia implica inyectar un agente proliferador mezclado con un anestésico local, en la unión fibro-ósea de los ligamentos dañados.

Nota:Fibromialgia, Dolor Invisible, es solamente una página de noticias e información sobre la fibromialgia y otros temas de salud. No ofrecemos asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. No pretendemos sustituir el asesoramiento médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico, ante cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una enfermedad. Nunca ignore el consejo médico o demore en buscarlo debido a algo que ha leído en este sitio web

Por: B. Cetina 

Imagen de: CEVAFIN

Política de privacidad del uso de productos de Google