Fibromialgia, Artritis, EM, las cerezas ayudan a la memoria, dormir bien y tomar menos analgésicos


Las cerezas contienen compuestos activos que pueden ayudar a aliviar el dolor reumático y artrítico.

Las guindas o cereza ácida y las cerezas dulces, las primeras son mucho más pequeñas que una cereza dulce pero ambas tienen efectos antiinflamatorios, además de estar repletas de nutrientes.
Las cerezas son una excelente fuente de beta-caroteno (vitamina A, esencial para el organismo). Contienen 19 veces más beta-caroteno que los arándanos y las fresas. Las cerezas son ricas en vitaminas C, E, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y fibra.


Propiedades de las cerezas:

  • Depurativas. Las cerezas se usan como un depurativo intestinal desde hace siglos. 
  • Antioxidantes. Las antocianinas que contienen las cerezas son unos antioxidantes muy poderosos. 
  • Combaten la inflamación muscular. 
  • Contienen melatonina
  • Buenas para la memoria (fibro-niebla).

Investigaciones de Drugs.com sugieren que la cereza dulce tiene propiedades antiinflamatorias que podrían ser útiles para tratar desórdenes inflamatorios como la Artritis, El ácido salicílico (aspirina) está presente en las cerezas en una cantidad muy pequeña (unos 2 mg por kilo), pero es suficiente para sus efectos analgésicos.

Las cerezas son ricas en polifenoles. Los polifenoles son compuestos antioxidantes, que se destacan por luchar contra los radicales libres en nuestro organismo. Los radicales libres causan el desgaste de nuestras células y se producen a consecuencia de nuestro metabolismo.

Investigadores de sugirieron que los flavonoides y antocianinas en la cereza ácida tienen propiedades antiinflamatorias y desempeñan un papel importante en la reducción de los efectos secundarios del dolor articular y muscular, se ha demostrado que en los atletas, ayuda a mejorar su rendimiento y por ende, reduce el uso de analgésicos antinflamatorios.

Además de los beneficios ya descritos para la Artritis, también se cree que el jugo de la cereza ácida tiene un papel importante en al alivio del dolor en la Osteoartritis.

Un estudio encontró las cerezas contienen elevados niveles de antioxidantes y antocianinas, unos nutrientes que alivian el dolor y la inflamación. De ahí lo beneficioso de consumir cerezas si se sufre de artritis o artrosis. En este caso, el consejo es consumir un cuarto de kilo de cerezas al día. La Universidad de Míchigan demostró que este tratamiento era capaz de reducir el dolor de las articulaciones a las cuatro semanas.
Las cerezas ayudan en la gota gracias a su efecto antiinflamatorio, reducen el ácido úrico y alivian el dolor asociado a la artritis gotosa, ayudando también a prevenir los ataques de gota. Por eso, consumir un puñado de cerezas es un excelente remedio para combatir la hiperuricemia y la gota.

Las cerezas son muy buenas incluso si se tienen problemas del sueño.

La melatonina, la hormona del sueño está presente en las cerezas más que en otras frutas, por lo que el consumo diario de este fruto puede normalizar tanto el sueño como el estado de vigilia.
No te limites sólo a comer cerezas, ya que el consumo de muchas más frutas y verduras es necesario para mejorar los síntomas de la artritis o para prevenir enfermedades crónicas, debido a los antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra esenciales para tu organismo que contienen.
También es importante limitar tu consumo de alimentos procesados y fritos debido a su alto contenido de grasas saturadas, que pueden generar un aumento de peso que a su vez contribuye a la inflamación asociada a la artritis.
Contempla el consumo de cerezas como un complemento de tu tratamiento.
Comer cerezas no te traerá ningún efecto secundario, aún así no olvides consultar con tu médico o nutricionista antes de realizar algún cambio importante en tu dieta.

Deja un comentario