El dolor en la Fibromialgia, 7 desencadenantes que muchos desconocen. ¿Cuáles son?

Los desencadenantes, son las cosas que aumentan nuestro dolor de la fibromialgia.

Algunos desencadenantes son inevitables como los cambios en el clima y ​​otros desencadenantes se pueden evitar o cambiar, como los productos químicos que utilizamos para limpiar.

Echemos un vistazo a algunos de estos disparadores de la FM.
1) El clima:
Siempre sabemos cuando el mal tiempo se está acercando porque nuestro dolor, cansancio y
pesadez aumentan, a veces dramáticamente.
Normalmente, son el frío húmedo, clima humedad, el calor húmedo, la nieve y la lluvia, los que causan más estragos en nuestros niveles de dolor y fatiga. Esos son los días en que tratamos de quedarnos en nuestra casa y tomamos más medicamentos para el dolor.
2) Limpiadores Químicos:
Muchos pacientes de fibromialgia tienen una sensibilidad excesiva a los productos químicos. Los olores nos resultan especialmente molestos y hasta pueden desencadenar dolores de cabeza.
Si sufre de esta hipersensibilidad, los limpiadores naturales pueden ser una buena opción, y también son eficaces. Incluso puede usar los desodorantes de ambiente naturales.
3) Algunos Perfumes:
Cruzarse por la calle con alguien que antes de salir de su casa se bañó en perfume, realmente resulta muy desagradable y molesto para nuestro olfato hipersensible. Algunos perfumes hasta pueden producir náuseas.
4) Esforzarnos demás:
¿Por qué nos obligamos a hacer cosas que sabemos que luego las pagaremos con nuestra salud?
Exagerar nunca es bueno, pero a veces resulta difícil escuchar a nuestros cuerpos. Caminar demasiado, excedernos en el ejercicio, hacer demasiados trámites en un día, trabajar excesivamente los días en que nos sentimos casi normales. Todos pueden ser desencadenantes de más dolor y agotamiento. Realmente tiene sentido el sacrificio.
5) Alimentos: 
Siendo que renunciamos a demasiadas cosas por la fibromialgia, realmente tener que cuidar también lo que comemos, resulta muy frustrante. Pero si ponemos atención o si acostumbramos llevar un diario del dolor, comprendemos que ciertos alimentos causan más dolor, es cuestión de prestar atención a qué nos causa más dolor.
6) Dormir poco o mal:
Se puede conseguir mediante diferentes plataformas música relajante o también ‘ruido blanco’ que nos ayuden a conciliar el sueño. Podemos programarlo para que se apague en el tiempo que consideremos prudente. Realmente es relajante y ayuda a quedarse dormido. La falta de un buen descanso es definitivamente un disparador del dolor que necesita ser tenido en cuenta. También nuestro dolor nos puede mantener dando vueltas tratando de conseguir una posición en la cual nos duela menos. Hablemos con nuestro médico respecto a la posibilidad de tomar algún medicamento para dormir y para el dolor un rato antes de acostarse.
7) Sobrecarga sensorial:
Los ruidos fuertes o molestos para nosotros, las luces brillantes, mucha personas hablando o riendo y los olores fuertes, pueden ser desencadenantes de una crisis. También pueden provocar en dolores de cabeza por migraña, que son realmente abrumadores.
Tratemos de diferenciar cuáles son nuestros disparadores del dolor, para lograr sufrir menos crisis/brotes de fibromialgia.

1 Comment

  1. Es terrible vivir con Fibromialgia, además tengo enfermedad de Crohn,, los dolores son terribles, el cansancio, los ruidos fuertes, vivo en un edificio en Santiago Centro en Chile, vivo sola y la falta de respeto de algunos, residentes que ponen la música a, máximo volumen, me estresa mucho, tenemos guardias, a los cuales les pagamos muy bien, pero aún así ellos no quieren contestar mis llamadas, además que los administradores me han subido %120 los gastos comunes, es horrible vivir así y muy injusto, sólo quiero que Dios escuche mis ruegos. Gracias por ver mi comentario.

Deja un comentario