Evitar Una Futura Crisis de Fibromialgia! Podemos Ayudarnos Para Lograrlo?

Si usted tiene fibromialgia, es probable que use una gran parte de su tiempo preguntándose qué fue lo que  hizo recientemente, que comió, qué fué lo que causó esta última ola de dolor, o fatiga extrema. 

Nuevos síntomas se presentan, también, y uno tiene que preguntarse ¿qué hice para que algo me empiece a doler tan severamente?
Evitar crisis o nuevos síntomas parece imposible.
Sin embargo, hay una mejor manera de burlar a la fibromialgia y tomar, de nuevo, un poco de control sobre nuestra vida.
Empecemos a llevar un diario de lo que hicimos y lo que consumimos cada día.
No es nada grande ni extravagante, pero es útil incluir lo que sentías (dolor y los niveles de fatiga), y cualquier otro indicio, que te ayudara a poner las piezas del rompecabezas que es la fibromialgia.
Probablemente has escuchado que lo que pones en tu cuerpo, puede ser un factor decisivo en cómo se siente cada día y durante los días que siguen.
Como alimentamos a nuestro cuerpo, puede ayudar a nuestra salud, y de hecho, limitar el nivel de dolor que experimentamos o puede avivar las crisis de la fibromialgia.
Prueba esta teoría, verás que realmente sólo estabas comiendo lo que querías porque querías.
Lo que comiste afectó a tus síntomas de la fibromialgia más de lo que hubieras deseado.
Así pues, verás los resultados de tu propia montaña rusa de los hábitos alimentarios y en qué terminó un ciclo de complacencia con los alimentos que no tendrías que haber comido, y que produjeron dolor debilitante y sufrimiento.
La buena noticia es que durante los períodos de tiempo, en los que te comprometes a comer sólo alimentos saludables, descansas, y haces ejercicio suave, los resultados muy probablemente serán: menos dolor y más energía.
Recuperar el control
En una enfermedad en la que uno puede sentir que su vida está completamente fuera de su control, y el dolor es inevitable es bueno saber que podemos tener un poco de control, a través de nuestra dieta y estilo de vida.
Quizás estás en un estado en el que todo te duele.
No quieres moverte por el dolor, pero no moverte puede causar más dolor.
Es un círculo vicioso.
Y no, no es que al estar en movimiento, te sientas mucho mejor.
Inclusive tu almohada, de repente resulta que no es de la altura y de la firmeza necesaria, y por la mañana tienes dolorido el cuello y la espalda superior, te  despiertas a la madrugada y no puedes dormir más.
 
Entonces, miras tu diario de fibromialgia, y ves con tristeza que probablemente has contribuido a este doloroso período.
Tal vez no comes bien, estás trabajando largas horas, sigues forzándote a tí misma, inclusive cuando tu cuerpo te advirtió que estaba en el punto del comienzo del dolor.
Tu diario cuenta toda la historia.
¡GRACIAS POR LEERNOS!
Información extraída de:
Imagen de: Salud180

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: