Diagnosticar y tratar la Fibromialgia. Descubre una diferente manera de evaluación. Investigación.

La Universidad Pablo de Olavide, la Universidad de Sevilla, y la Unidad de Fibromialgia del
Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla. 

Dichas universidades presentaron los resultados de un estudio científico abierto, con 27 mujeres diagnosticadas
de fibromialgia de 41 años de edad promedio, en el Congreso del European Scientific Institute. 
Las pacientes fueron diagnosticadas de fibromialgia de acuerdo a los test WPI (Se calcula sumando el número de áreas, de un total de 19, en los que el paciente ha tenido dolor en la última semana), SS Score (Se calcula sumando la puntuación de los 3 principales síntomas (0-9): fatiga o cansancio; sueño no reparador y síntomas cognitivos más la puntuación de (0-3) alcanzada por la presencia de síntomas orgánicos), y FIQ (cuestionario sobre el impacto de la fibromialgia en la calidad de vida), y se les realizó un estudio de composición corporal (peso, talla, índice de masa corporal). Esto permite medir la cantidad de agua, masa muscular, masa ósea y masa grasa de una persona.

Además, a las pacientes se les hizo el test SHC de intolerancia alimentaria (un estudio de activación y sensibilización celular donde se miden distintos parámetros como la histamina, adaptado a las características de cada paciente) y se midieron en el plasma citoquinas inflamatorias (moléculas responsables de los procesos de inflamación).

Tratamiento
A continuación, siguieron un tratamiento basado en Coenzima Q10, complejo multivitamínico y mineral, palmitoiletanolamida (suplemento alimentario), simbióticos, estimulación magnética transcraneal, eliminación de alimentos positivos para el test SHC, y actividad física aeróbica moderada. 
El tratamiento se llevó a cabo durante dos meses y, posteriormente, a las pacientes se les volvieron a realizar todos los test diagnósticos de fibromialgia, y las pruebas de composición corporal, intolerancia alimentaria y citoquinas inflamatorias.
Las conclusiones principales del estudio revelaron que las citoquinas inflamatorias (son un conjunto de proteínas que regulan interacciones de las células del sistema inmune), son buenos marcadores para el diagnóstico y la evolución de la enfermedad, las intolerancias alimentarias pueden estar en la base de las causas de la fibromialgia y por último, el tratamiento multidisciplinario empleado mejoró en más del 90%, la situación clínica de estas pacientes.
INFORMATE MÁS:👇👇

Deja un comentario