Distonía Cervical y Fibromialgia. Ambas Comparten Síntomas.

La distonía cervical, también conocida como tortícolis espasmódica, es una afección dolorosa en la que los músculos del cuello se contraen involuntariamente y hacen que la cabeza se tuerza o gire hacia un lado. 

La distonía cervical también puede hacer que la cabeza se incline sin control hacia adelante o hacia atrás.
La distonía cervical es un trastorno raro que puede ocurrir a cualquier edad, pero ocurre con mayor frecuencia en personas de mediana edad y, sobre todo, en las mujeres. Por lo general, los síntomas comienzan de forma gradual y alcanzan un punto en el que no empeoran sustancialmente.
No existe cura para la distonía cervical. Algunas veces, este trastorno desaparece sin tratamiento, aunque las remisiones prolongadas son poco frecuentes. 
Inyectar toxina botulínica en los músculos afectados suele reducir los signos y síntomas de la distonía cervical. 
La cirugía puede ser adecuada en algunas ocasiones.
Síntomas
Las contracciones musculares que ocurren en la distonía cervical pueden provocar que la cabeza se tuerza en varias direcciones, como las siguientes:
•  Mentón hacia hombro
•  Oído hacia hombro
•  Mentón derecho hacia arriba
•  Mentón derecho hacia abajo

El tipo más frecuente de torsión relacionada con la distonía cervical es cuando el mentón se encuentra hacia el hombro. Algunas personas tienen una combinación de posturas anormales de la cabeza. También se puede producir un movimiento espasmódico de la cabeza.
Muchas personas que tienen distonía cervical también tienen dolor de cuello que puede extenderse a los hombros. 
El trastorno también puede provocar cefaleas. 
En algunas personas, el dolor de la distonía cervical puede ser extenuante e incapacitante.
Causas
En la mayoría de los casos de distonía cervical, se desconoce la causa. 
Algunas personas que presentan distonía cervical tienen antecedentes familiares del trastorno, por lo que un componente genético podría ser un factor. 
A veces, la distonía cervical se vincula a lesiones de la cabeza, el cuello o los hombros.
Factores de riesgo compartidos con la Fibromialgia
Los factores de riesgo de la distonía cervical incluyen los siguientes:
•  La edad. Si bien este trastorno puede ocurrir en personas de cualquier edad, con frecuencia comienza después de los 30 años.
•  El sexo. Las mujeres tienen más probabilidades de padecer distonía cervical que los hombres.
•  Los antecedentes familiares. Si un familiar cercano tiene distonía cervical o algún otro tipo de distonía, tienes riesgo alto de contraer este trastorno.
 
Complicaciones
En algunos casos, las contracciones musculares involuntarias relacionadas con la distonía cervical se pueden extender a partes cercanas del cuerpo. 
Las partes más frecuentes incluyen la cara, la mandíbula, los brazos y el tronco.
Las personas con distonía cervical también pueden desarrollar osteofitos que pueden reducir la cantidad de espacio en el canal medular. 
Esto puede provocar hormigueo, entumecimiento y debilidad en los brazos, las manos, las piernas o los pies.
Cirugía y otros procedimientos
Si los tratamientos menos invasivos no resultan eficaces, el médico podría sugerir la cirugía. Los procedimientos pueden incluir lo siguiente:
•  Estimulación cerebral profunda. En este procedimiento, se introduce un alambre fino adentro del cerebro a través de un pequeño agujero que se realiza en el cráneo. La punta del alambre se ubica en la parte del cerebro que controla el movimiento. Se envían impulsos eléctricos a través del alambre para interrumpir las señales nerviosas que hacen torcer la cabeza.
•  Cortar los nervios. Otra opción es cortar quirúrgicamente los nervios que llevan las señales de contracción a los músculos afectados.
¡GRACIAS POR LEERNOS!
By Administrator

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: