Una Posible Causa De La Fibromialgia, que NO Se NOMBRA

Las micotoxinas son toxinas químicas presentes dentro o en la superficie de la espora del moho, la cual puede ser inhalada, ingerida o tocada inconscientemente. 

Estas toxinas del moho son extremadamente poderosas y a menudo afectan casi a todos sistemas de órganos del cuerpo. 
Algunos efectos se parecen a la enfermedad por radiación.

Algunos mohos son neurotóxicos y pueden causar efectos en el sistema nervioso central, tales como cambios cognitivos y de comportamiento, ataxia (Dificultad de coordinación de los movimientos, característica de ciertas enfermedades neurológicas) y convulsiones. 

Aproximadamente el 70 por ciento de las personas con exposición confirmada a los mohos tóxicos exhiben una neurotoxicidad significativa.
Los científicos creen que las micotoxinas son la forma en que los organismos mantienen una ventaja competitiva al derrotar a otros organismos que intentan desarrollarse en el mismo ambiente, como los seres humanos, por ejemplo.
Una de las razones por las que las micotoxinas son tan tóxicas es que pueden llegar directamente al cerebro. 
De acuerdo con el Dr. Thrasher, las neuronas olfativas están en comunicación directa con el cerebro, no hay ninguna barrera. 

Cualquier cosa que se inhale o huela, incluso si no tiene un olor, puede llegar directamente al cerebro a través de estas neuronas olfativas. 
Incluso se ha encontrado que las micotoxinas entran al cerebro a través de los músculos y nervios ópticos. 
Estudios científicos han confirmado la falta de una barrera entre la sangre y el cerebro.
Esto genera la posibilidad de que la sinusitis inducida por el moho ocasione serias complicaciones en el cerebro si no se trata.
Se han identificado más de 200 micotoxinas en los mohos comunes. 
Las micotoxinas interfieren con la síntesis de RNA y pueden causar daños en el ADN. 
Las micotoxinas, incluso en cantidades mínimas, son solubles en lípidos y se absorben fácilmente por el recubrimiento intestinal, las vías del aire y la piel.
Incluso las esporas que ya no son capaces de reproducirse pueden dañar la salud debido a estas micotoxinas, en otras palabras, las esporas «muertas» del moho son tan dañinas como las que están «vivas»
Las esporas no producen las toxinas, más bien, se cree que las toxinas son producidas cuando las esporas se producen en la colonia del moho.
Las micotoxinas que han probablemente recibido la mayor atención de parte de los científicos son los tricotecenos, producidos por el



                                                                      






Stachybotyrs chartarum y Aspergillus vesicolor,

dos de los mohos sobre los que me gustaría hablar, debido a sus efectos especialmente tóxicos.

Los mohos peligrosos han sido actualmente relacionados a una variedad de diferentes enfermedades que aún prevalecen, como la incapacidad auditiva, malestar gastrointestinal y enfermedad por reflujo gastroesofágico, problemas cardiacos, cáncer, esclerosis múltiple, fibromialgia y enfermedades autoinmunes severas.
Kurt y Lee Ann Billings escribieron el libro Mold: The War Within (La Guerra Por Dentro) después de sus costosos episodios personales de exposición al moho, en el que describen su experiencia y recuperación de forma extensa. Hablan sobre el desarrollo de sus problemas de regulación de la tiroides, en términos tanto de exceso como de deficiencia, entre una variedad de otros problemas de salud.

La verdad es que, cuando se perjudica el sistema inmune, casi cualquier cosa puede suceder, en términos de efectos negativos para la salud. 
Esto hace que sea un enorme reto identificar la causa real y, cuando el moho está oculto, es extremadamente fácil no darse cuenta de la relación entre la exposición al moho tóxico y un problema de salud persistente.
Esto hace que sea mucho más importante encontrar un prestador de servicios médicos que pueda realizar una evaluación inteligente y completa si se encuentra en la desafortunada situación de tener una condición médica sin explicación.
 
Un Diagnóstico Requiere de una Experiencia Poco Común
A pesar de que el conteo de glóbulos blancos se eleva con las infecciones bacteriales, NO se eleva generalmente con las infecciones fúngicas. 
Esta es información clave que puede ayudar a su médico a encontrar la causa de su infección.
Además, las infecciones fúngicas causan un incremento de eosinófilos (un tipo de glóbulo relacionada a las alergias y los parásitos) en el área de la infección, como en la mucosa nasal. 
Este fenómeno se confirmó en un estudio de la Clínica Mayo de acuerdo con Billings.
Este NO es el tipo de conocimiento que poseen los practicantes comunes de la salud.

¡Gracias por leernos!
Por: Dr. Mercola
Información extraída de: 
https://goo.gl/OS15kH
Imagen de: Antidoto Natural

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: