La Fibromialgia provoca una montaña rusa emocional. ¿Cómo logramos sobrevivir?

La Fibromialgia y  la sensibilidad emocional

Todos hablamos de los efectos físicos de la fibromialgia, pero no hay que pasar por alto los efectos mentales y emocionales. Es muy común que los pacientes de fibromialgia experimenten una respuesta emocional demasiado elevada.
No soy médico o especialista de ningún tipo, así que no puedo explicar por qué nos ocurre esto. 
Pero seamos honestos, los doctores probablemente tampoco podrían explicarlo. Todo lo que puedo decirles son las experiencias que he tenido, y las de otros con quienes he hablado.
Muchos no se dan cuenta de cómo la depresión y la ansiedad están estrechamente vinculadas con la fibromialgia. 
Un médico me dijo que cuando han hecho estudios sobre las personas con fibromialgia, a menudo es difícil decir qué ocurrió primero, la depresión o la fibromialgia. Es fácil comprender cómo la fibromialgia puede causar depresión. 
El dolor constante y la falta de sueño, por no mencionar el aislamiento que comúnmente sigue al diagnóstico, realmente puede llevar a una persona por un camino oscuro.
La ansiedad es también común en los pacientes. Eso también tiene sentido, dado el temor constante de cuándo y dónde ocurrirá la próxima crisis. Pero prevalece la ansiedad acerca de lo que los demás piensan de nosotros. 
¿Creerán que realmente no me siento lo suficientemente bien? ¿O creen que digo eso porque no quiero ir, o tengo algo mejor que hacer?
Tratar con los médicos también puede conducir a la ansiedad. 
¿Me creerá este médico? ¿Este doctor podrá ayudarme? ¿Querrá indicarme un montón de nuevos medicamentos? ¿Cuáles serán los efectos secundarios de cualquier medicamento nuevo?

Aumento o falta de respuesta emocional
Pero también hay una mayor sensibilidad emocional que parece ser común para las personas con fibromialgia. 
Algo que usted sabe que sólo debería ser un pequeño disgusto se convierte en una enorme tragedia. Incluso si sabes que tu reacción no tiene sentido, no puedes controlarla.
Del otro lado de la moneda, se puede experimentar una falta de respuesta emocional. 
Algo muy triste te sucede, pero no reaccionas. Las personas te miran como si fueras un robot, pero no puedes expresar las emociones que sabes que debes sentir, las emociones que normalmente sentirías.
Si eres como yo, puedes variar entre estos dos extremos. Un día estás llorando por un comercial de televisión ligeramente emocional. Al día siguiente no tienes ninguna reacción a la muerte de tu mascota. Esos son algunos extremos bastante grandes, ¿no?
Bueno, voy a culpar a la fibromialgia. Y no estoy sola, otros pacientes han experimentado una inestabilidad emocional similar.

¿Podría ser que la fibromialgia afecta a nuestro cerebro y centros de respuesta emocional, al igual que afecta a nuestro centro de respuesta al dolor? Es posible. 
Pero como he dicho, no soy un experto. Lo que puedo decirles es que estos sentimientos, o falta de ellos, probablemente no desaparecerán en el corto plazo. Bueno, ¿hay noticias positivas? 
He encontrado algunas cosas que pueden ser útiles:

Deja un comentario