Mira 5 cosas que aprendimos por tener Fibromialgia



Hemos aprendido mucho por tener fibromialgia. 

Algunas cosas desearíamos no haberlas experimentado nunca, y otras nos han hecho mejores personas. 

1. Está bien decir ‘no’. 

Pasamos gran parte de nuestra vida tratando de complacer a todo el mundo, así que rara vez pronunciamos la palabra ‘No’
Aprendimos por experiencia a usarla como única respuesta a casi cada pedido que nos hacen. Cuando comenzamos a decir que no, nos sentimos como si estuviéramos abandonando a la gente. 
Aprender a decirlo y no sentirse culpable puede ser difícil.
No podemos hacer todo lo que desearíamos, nuestro cuerpo no lo permite, no es nuestra culpa. 

2. No todos los médicos saben lo que están haciendo.
Los médicos son personas, seres humanos. Cometen errores. No lo saben todo. Tienen malos días y a veces toman decisiones equivocadas. 
Si pensamos que nuestro médico no entiende lo que le estamos diciendo o no nos escucha, es hora de buscar un nuevo médico. Conseguir una segunda o incluso una tercera opinión, no es algo malo. Si no nos sentimos cómodos, contenidos, vayamos a otro lugar. Se trata de nuestra salud, si nosotros no cuidamos de ella, ¿quién lo hará?.




3. Escuchar a nuestro cuerpo.
Si no escuchamos a nuestro cuerpo cuando deberíamos haberlo hecho muy probable que nosotros mismos terminemos causando dolor y sufrimiento. Si tenemos mucho dolor, debemos parar y descansar. No presionarnos para hacer más de lo que podemos. 
Estar en sintonía con su cuerpo es una de las mejores maneras de saber cuando una crisis está a punto de llegar. La mayoría sentimos signos indicadores a los que debemos prestar atención. Dolores de cabeza, en los hombros, pueden ser los primeros indicadores de que una crisis está esperando para comenzar. Así podemos estar preparados para cuando llegue.

4. Descubre quiénes son tus verdaderos amigos.
Casi todos hemos perdido amigos y familiares por esta enfermedad. Aprendimos a la fuerza quién de verdad se preocupa por nuestro bienestar. Lo ideal para nuestro bien es dejar de tratar con personas, que el simple hecho de estar cerca de ellas es perjudicial para tu salud. Debemos tener trato con personas que suman no que nivelan para abajo.




5. No estamos solos.
Ahora tenemos el mundo al alcance de la mano. Los grupos de apoyo en línea son una fuente de amistad y amor. ¡En el mundo hay tantas personas que se sienten igual que nosotros! en los grupos puedes expresar tus sentimientos, las emociones que te causa la fibromialgia y vas a ser totalmente comprendido y contenido. 
La fibromialgia no nos define, ha cambiado nuestra vida como no nos lo esperábamos. Pensar en lo que aprendimos debido a la fibromialgia, nos puede brindar una nueva manera de apreciar la vida. 
Aunque hemos sufrido física y emocionalmente, nos hemos fortalecido y somos mejores personas, con mucha más comprensión y empatía.




2 Comments

Deja un comentario