Con la Fibromialgia duele de la cabeza a los pies. ¿Cómo nos podemos organizar?

Es normal sentirse agotados por nuestras limitaciones y síntomas.

La fibromialgia es difícil en muchos niveles. Hay pacientes que continúan trabajando, algunos porque están en condiciones de hacerlo y otros porque no tienen otra alternativa que hacerlo. Muchos tienen familia y hacen lo mejor que pueden. ¡Es muy abrumador!

Cuando se sienta demasiado abrumado, visualice el motivo de su preocupación y piense que lo escribe en un globo. Cierre los ojos y suelte el globo.

Luego tome algunas respiraciones lentas, profundas:

  1. Siéntese o acuéstese en una posición cómoda.
  2. Coloque una mano sobre el abdomen justo debajo  las costillas y la otra mano sobre el pecho.
  3. Respire hondo por la nariz y deje que el abdomen le empuje la mano
  4. Exhale a través de los labios en posición como si estuviese silbando. 

Cuando se siente angustiado pregúntese a si mismo ‘¿Qué podría hacer?’ 
La respuesta es, tome las cosas a un paso o un día a la vez. 
Puede motivarlo para aquellos momentos, en los que simplemente se siente tan mal que no puede ponerse en movimiento.

Las tareas que potencialmente son cansadoras físicamente incluyen:
  • Tomar un baño o ducha
  • afeitarse
  • vestirse
  • cocinar
  • limpiar la casa
  • trabajar fuera de casa
  • El cuidado de los hijos
  • Trabajar en el jardín
  • Viajar al trabajo
  • Los compromisos sociales. 
Tome todo de a un paso a la vez, y haga lo posible por descansar aunque sea unos minutos cada vez que pueda.
Agobiarse puede llevar a la ansiedad o la depresión. Si esto le ocurre muy seguido es conveniente hablar con un terapeuta o un clérigo si es creyente, para que lo puedan ayudar a sobrellevar la enfermedad.
A veces tener una lista de tareas puede ser útil para que no olvidarnos de lo que tenemos para hacer. Pero no se convierta en un esclavo de su lista de tareas pendientes, puede resultar contraproducente para su salud mental. 
Tal vez sería buena escribir cada tarea dividida en varios pasos pequeños, fáciles, de esta manera lo hará más manejable y menos estresante. Puede tildar cada pequeño paso que va dando y así saber lo que ha logrado. Lo que no pueda terminar hoy, puede pasarlo a la lista de mañana.
Ejemplo de una tarea dividida en tareas cortas: 

Limpiar la cocina:

  • Lavar los estantes
  • Llenar el lavaplatos
  • Barrer el piso
  • Limpiar el fregadero
  • Limpiar la mesa
  • Limpiar el piso
Esperamos que le resulten útiles estos consejos, incorpore la meditación o la oración en su vida y descanse durante el día, así evitará sentirse abrumado y agotado físicamente.

Deja un comentario