Padecemos Con la FIBROMIALGIA, Queremos Que Nos COMPRENDAN, Verdad? Qué Podemos Hacer?


Recientemente, mi marido sufrió una distensión muscular 
al hacer un trabajo pesado en nuestro patio. 

Él ya tiene problemas de espalda de una lesión relacionada con el trabajo, producida anteriormente. 
En lugar de hacerse una cirugía, dedicó seis años a terapia física para restaurar algunas de sus funciones anteriores.
En realidad nos conocimos en terapia física después de sufrir yo, una lesión en el cuello en un accidente automovilístico. 
En ese momento, acababa de reanudar el trabajo a tiempo parcial, mientras continuaba la terapia tri-semanal por un par de años más.
Esto no quiere decir que todavía no experimentara dolor o problemas, simplemente no requiere ver a un especialista, ya que uno conoce los pasos a seguir si se produce un fuerte dolor (hielo, estimulación eléctrica, descanso).
Un día en particular, le apareció un dolor muscular diferente. Inicialmente, después de un poco de descanso, hielo y AINEs (un analgésico), se sintió mejor. 
Sin embargo, a la mañana siguiente recibió espasmos incontrolables cuando trató de levantarse. 
Se dio cuenta de que, después de muchos años, tendría que volver a ver a un médico. 

Naturalmente, yo estaba preocupada y quería que se sintiera mejor, pero como estaba familiarizada con este tema, no estaba angustiada. Él, por otra parte, estaba muy molesto.
Se frustraba de no poder doblarse, y recoger un objeto que se había caído, o no podía girar para alcanzar el cinturón de seguridad. Pensándolo bien, puedo imaginar que tener que ponerse sus calcetines y zapatos fue aún más complicado. 
Sin embargo, me sorprendió el nivel de impaciencia y frustración que sentía. 
Después de todo, esto sólo requeriría un puñado de visitas, y él seguiría siendo un paciente ambulatorio. 
Hacía apenas dos años, había sufrido una fractura en el tobillo que era mucho más debilitante!.

Esta situación me recordó que, aunque compartimos una comprensión básica de nuestras condiciones de dolor crónico, todavía hay muchas diferencias.
No hace mucho, una querida amiga de la que era ayudante en la escuela, tuvo que someterse a cirugía de reemplazo de rodilla. Aunque sabía que esto era inevitable, el cirujano tomó la decisión antes de lo que originalmente se había previsto. 
Ella está en sus 70s tempranos, y antes de que esto sucediera era muy independiente y bastante activa. 
Ahora, lleva cerca de dos meses en silla de ruedas. 
Su querido perro está viviendo con su hija, ya que sus necesidades básicas siguen siendo una tarea complicada por sí solas, es imposible agregar un cachorro inquieto. 

Ella expresó su ira y frustración, mostrando los sentimientos encubiertos de impotencia y miedo, de tener que depender de los demás.
También, me sorprendió el nivel de angustia expresado. 
Si bien mis limitaciones fueron graduales, sólo para ser exacerbadas por una crisis importante en el 2009, y hasta ahora, he vivido durante más de dos décadas con algún grado de restricción física. 
Mientras que las limitaciones principales las tomé con mucha resistencia, no sé si reaccioné de la misma manera. 

En cuanto a mi reacción a sus sentimientos, difiere de lo que hubiera sido en las primeras etapas de mi propia enfermedad.
Años atrás, aunque aunque hubiera mostrado empatía, mi pensamiento inicial habría sido: «Bienvenido a mi mundo»
Ahora, mis reacciones tienen un nivel más profundo de empatía, sin pensar en cómo esto se relaciona con mi propia salud empobrecida.

La experiencia de cada persona difiere, incluso entre quienes sufren la misma enfermedad. 
La compasión es la clave, ya que aunque quizás no entiendo completamente, nuestra capacidad de escuchar y ofrecer atención es primordial. 
Todos hemos experimentado algún nivel de respuesta negativa , o falta de compasión y de apoyo, debido a la ignorancia del otro. Queremos que los demás nos comprendan, y podemos olvidarnos de que las otras personas, experimentando una limitación repentina, puede necesitar tanta ayuda y apoyo como nosotros mismos.
¡Gracias por leernos!By administrator

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: