6 sugerencias para lograr mantener su hogar limpio, a pesar de la Fibromialgia. ¿Cuáles son?

A veces necesitamos ajustar nuestras rutinas para no exigirnos demasiado. Podemos intentar dejar de lado cualquier idea de perfección, ya que la fibromialgia nos deja poca elección en ese sentido.

El dolor de fibromialgia también puede hacer que sea difícil atender la limpieza del hogar.
wayook1-1
Aquí hay algunas ideas para ayudarle a hacer un poco más fácil la limpieza con Fibromialgia: 
• Pida ayuda: 
Cuando le pida ayuda a su cónyuge o hijos, es probable que necesite aceptar menos de lo que normalmente podría considerar limpio y ordenado.
Puede pedir a los niños más pequeños que les ayuden con las tareas domésticas. 
Hay un montón de sitios web que enumeran las tareas apropiadas para cada edad, proporciona un gráfico imprimible desglosado por grupos de edad.
• Ir a su propio ritmo: 
Podría intentar hacer una tarea por día, y escribirlo en su calendario o en su agenda para que no se olvide de lo que ya ha hecho. 
Trate de usar este método durante un mes, y tomar nota de lo que funcionó bien, y lo que puede necesitar algunos ajustes. El próximo mes puede cambiar su horario de tareas si es necesario y revisar su plan para el mes.
• Haga arreglos para usted: 
Tengo los músculos de las piernas muy débiles así que no me puedo doblar mucho, y definitivamente no me puedo poner de rodillas pues no puedo levantarme sin ayuda. 
Si estuviera haciendo toda la limpieza, usaría un taburete (banquito) bajo para sentarme a limpiar las áreas inferiores, como el exterior del inodoro, o los gabinetes y cajones inferiores.
• Encontrar maneras de evitar flexionarse: 
Para limpiar su ducha o bañera, podría usar un trapeador de esponja para fregar. Mojar el trapeador y/o vaporizar un poco de limpiador en la bañera/ducha. 
Use su trapeador húmedo para limpiar. Si tiene un rociador desmontable (duchador), puede usarlo para enjuagar cualquier residuo restante. Si no tiene un rociador desmontable, un cubo (balde) o una taza llena de agua también se podría utilizar para quitar cualquier resto de limpiador o suciedad.

• Limpiar una habitación a la vez: 
Normalmente me gusta centrarme en una habitación a la vez para la mayoría de la limpieza. 
Miro la habitación y veo qué necesita la mayor atención y hago eso primero. También puedo dividir esa tarea en pasos más pequeños. 
Si tiene un armario (placard, ropero), cómoda o un estante con libros, simplemente limpiamos un cajón o un estante a la vez. Ponga un cronómetro por cinco minutos y luego descanse. 
Tome el tiempo de descanso que su fibromialgia requiera, y luego si la energía lo permite, coloque el temporizador para otros cinco minutos y continúe la limpieza.
• Haga un horario: 
Vaya de habitación en habitación y anote todo lo que hay que hacer, diaria, semanal, mensual, anualmente. Haga su mejor esfuerzo para no sentirse abrumada. 
Obtenga ayuda si puede, especialmente con tareas más grandes que necesitan hacerse sólo mensualmente o anualmente, como limpiar ventanas. Si va a hacer la mayoría de su limpieza del hogar, tendrá que establecer normas más realistas para usted, y hacerlo todo con pasos de bebé. Mantenga una rutina, pero que sea flexible. Si algo no se hace esta semana, o este mes, el mundo no se terminará. 
Sólo usted puede decidir qué habitaciones o tareas son una prioridad de acuerdo al estado de salud en que se encuentre!.

Por: B. Cetina

Imagen de: emeese.com.ar

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario