Fibromialgia, 4 mitos que deberíamos desterrar.

Es bastante difícil entender una enfermedad compleja, pero con la fibromialgia, generalmente hay que separar los mitos de los hechos, para conseguir una comprensión real. 

Mito # 1: Incapacidad de lidiar con el dolor
Algunas personas, e incluso algunos médicos, argumentan que la fibromialgia es sólo una incapacidad para hacer frente a los dolores normales de la vida.
Lo que no ven, es que el dolor en la fibromialgia se amplifica mucho más allá de lo ‘normal’. Lo que podría causarle molestias leves a otra persona,  a nosotros puede causarnos un dolor abrasador. 
En estudios realizados, la resonancia magnética funcional muestra que estímulos como el frío y la presión en la piel, iluminan los centros de dolor del cerebro de un enfermo de fibromialgia, lo que significa que la persona está experimentando un dolor intenso y muy real que es percibido sin un motivo realmente doloroso.
Mito # 2: La fibromialgia es hipocondría o una enfermedad psiquiátrica
Es difícil para algunos creer en una enfermedad sin que haya como demostrarla, sin daño en los tejidos u otras estructuras físicas. 
Algunas investigaciones que se están realizando indican que en realidad es un trastorno de la regulación del dolor, que podría ser clasificado como una forma de sensibilización central.
Si bien los antidepresivos no fueron diseñados específicamente para tratar el dolor crónico, los antidepresivos son una parte fundamental del tratamiento de muchas afecciones que provocan dolor crónico, aunque la depresión no se reconozca como uno de los factores. Los antidepresivos pueden aumentar los neurotransmisores en la médula espinal, lo que reduce las señales de dolor.
También los síntomas relacionados con el estado de ánimo y que se tratan con antidepresivos, le dan a la gente la impresión de que tenemos problemas psiquiátricos, o que la fibromialgia es simplemente una forma de depresión.
Mito # 3: Las personas con Fibromialgia necesitan hacer más ejercicio
Es común que le digan a alguien con fibromialgia: ‘Sólo tienes que salir y estar más activo. Eso te ayudará a sentirte mejor’. 

Algunos pacientes pueden ser reacios a hacer ejercicio por temor a que empeore el dolor. Pero si se comienza con poca intensidad y continúa de a poco, se podrá evitar que se intensifiquen los síntomas. Por ejemplo comenzar caminando dos minutos por día y poco a poco llegar a los 30 minutos dos o tres veces por semana.

Es esencial hacerlo de a poco. Si haces demasiado en los días buenos, es posible que luego tengas más días malos. Si un ejercicio hace que aumente el dolor, reduce el tiempo o la intensidad de ese ejercicio la próxima vez. La clave no está en ‘más’ ejercicio, está en el ejercicio adecuado. El ejercicio ‘con constancia’ es mucho más beneficioso que ‘más ejercicio’.

Mito # 4: La fibromialgia es una enfermedad de mujeres ancianas
Es cierto que una gran parte de los diagnosticados son mujeres de más de 50 años y la prevalencia de dolores musculares y articulares es alta, lo que se asocia significativamente con variables de la menopausia. Esta asociación puede sugerir un posible papel de los cambios hormonales femeninos en la mitad de la vida, en el origen de los dolores musculares y articulares.
Pero la fibromialgia puede desarrollarse en hombres y mujeres, niños y adultos. Algunos defensores de los pacientes, se preguntan si los médicos no encuentran fibromialgia en hombres y niños, porque no la buscan, mientras que cuando se trata de mujeres mayores se asocia con más facilidad. Un hombre puede simplemente quedar sin diagnóstico y de un niño puede decirse que son ‘sólo dolores del crecimiento’. 
Este mito es muy perjudicial. Muchos hombres con fibromialgia dicen que son considerados débiles por tener una ‘enfermedad de ancianas’, lo que los hace prácticamente no hablen del tema. Los hombres forman parte de alrededor del 10% de los casos diagnosticados de fibromialgia.

Párr. de: Mayo Clinic, Fibromialgianoticias.

Última actualización: 2020

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario