El perro perfecto para los pacientes de Fibromialgia.

Según varios estudios, la interacción con perros reduce significativamente el dolor y la angustia emocional en pacientes con dolor crónico. 

Tener un perro sería útil para los enfermos de fibromialgia. 
Este estudio se realizó con perros terapéuticos, tranquilos por naturaleza y muy bien entrenados. 
Pocas personas tienen perros como estos. 
Perros no entrenados y sin educar son lo más comunes. Los perros así pueden tener el efecto opuesto, especialmente en las personas con fibromialgia cuyos cuerpos reaccionan negativamente a los trastornos sensoriales.

El perro perfecto… Depende de nosotros, preguntémonos: ¿queremos sostenerlo en los brazos?, o ¿queremos un perro grande nos cuide? y ¿hasta que punto estamos preparados para su cuidado y atención? Al tener un perro pequeño sostenerlo en los brazos y acariciar su pelo sedoso calma la ansiedad, y alivia el dolor.
No importa cuál elijamos si es nuestro primer perro, nos preocupa que ensucie la casa. Lea en internet o en libros, o consulte a quién ya tiene perro para prepararse y saber qué hacer al respecto, será una experiencia nueva para nosotros. Cuando lo traigamos, observemos cada uno de sus movimientos. A la primera señal de una sentadilla, saquémoslo afuera rápidamente. Es útil para el aprendizaje recompensarlo con una golosina para perros cuando termine lo suyo. Después de eso, el mismo pedirá salir cada vez que lo necesite. 
Si vive en un departamento tenga horarios fijos para sacarlo a pasear y a la vez hacer sus necesidades…

Los ruidos fuertes de cualquier tipo son estresantes para los pacientes de fibromialgia, molestos al principio y dolorosos si continúan, hay que recordar que los perros ladran, cuanto mayor sea su tamaño, más potente será el ladrido. 
 
Enseñarle juegos y otras cosas será divertido para ambos. También podemos llevarlo a un entrenamiento profesional de perro de terapiaCaminar es una actividad favorita para ellos, y nos beneficia a nosotros porque nos obliga a caminar todos los días. Una motivación que necesitamos para estirar y mover nuestro cuerpo rígido y dolorido. Tener un perro genera amistades con vecinos que de otro modo jamás habríamos conocido, una ventaja para las personas con fibromialgia que generalmente estamos aisladas.
 
Si vamos a comprar o nos van a regalar un perro observemos los rasgos negativos que pueda tener, o pueda llegar a tener y que pueden ser muy estresantes para nosotros.
Los perros perfectos para la fibromialgia existen y no es necesario que sean perros de raza, puede ser el cachorrito que tuvo la perra sin raza de alguna persona que conozcamos, podemos saber cómo será en el futuro observando las actitudes de la mamá.
Realmente está altamente justificado el tiempo y el esfuerzo para encontrar un perro a nuestra medida, ya que se trata de un ser vivo que nos acompañará durante un largo tiempo!.

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de:

Diario femenino

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario