Consecuencias de la Fibromialgia… Me ves bien, Me veo bien, Pero no estoy bien.

Me dejo ver cuando estoy transformada maquillada y mi pelo está arreglado. 

Aprendí trucos para hacer que mis ojos se vean bien. Y todo lo necesario para parecer normal, a pesar de mi enfermedad anormal. Y sonrío aunque tenga dolor, aunque no tenga el más mínimo deseo de sonreír…
Lo hago para concordar. Para sentirme normal. Para que los demás no se centren en mi enfermedad con la que no entienden cómo lidiar. 
Lo hago realmente para parecer que no estoy enferma.
En mis peores días me encierro, me oculto de todos. 
Esos días los ven mis familiares… Porque me tengo que quedar obligadamente en mi casa. La última cosa que necesito cuando llegan los días malos es salir de mi casa, pues es el único lugar donde me siento contenida y aceptada a pesar de todo.
La sonrisa que siento internamente que debo mostrar, me agota emocionalmente. Así que estoy mejor encerrada en mi  departamento, mirando las paredes tan familiarmente queridas. Hay pocos lugares adonde iría en un mal día. Deben ser lugares en los que me sienta completamente seguraDonde no tenga que dar explicaciones. No es porque me avergüence mi condición, sino porque necesito sentirme protegida cuando más vulnerable me siento, y tampoco son momentos en que desee explicar. 


Las otras personas no me han visto rendirme, pero eso no significa que no suceda. 
Nunca me han visto sin aliento en la ducha, pero eso no significa que no suceda. Nunca han visto mis manos temblando, ni la palidez mi rostro cuando me trago el dolor al solo intentar levantarme de la cama. 
Estas situaciones desagradables no las ven porque en estos días malos estoy en mi hogar. Pero estos días sí existen.
Es fácil juzgar a una persona de acuerdo a como se ve exteriormente, pero lo que se ve no es todo, a veces me veo bien porque es necesario pero puede que me esté muriendo por dentro.
A las personas puede parecerles extraño que no tenga un trabajo ‘normal’. Tal vez algunos no entiendan el motivo por el que escribo sobre la fibromialgia, pero para mí es algo importante poder llegar a otros que padecen lo mismo y mostrarles que no sólo a ellos les ocurren estas cosas. No exagero ni intento que me tengan lástima, tampoco quiero la piedad de nadie.
Cuando me ves, sólo ves la parte exterior, no puedes ver mi realidad interior… Trato de mostrarme normal, porque no quiero piedad. No quiero llamar la atención con mi enfermedad. 
Quisiera que la gente entienda algo más respecto a la fibromialgia, entre otras cosas que no es visible. Quiero que sepan qué pasa cuando no estoy visible, para que puedan comprender lo que es mi vida real. 
Lo importante es que comprendan a todas las personas que sufren como yo
A toda la gente que saca deducciones apresuradas, piensen dos veces antes de basarse sólo en lo que ven exteriormente, no saben lo que esa persona a la que juzgan puede estar sufriendo sin que lo demuestre exteriormente…

 

¡Gracias por leernos!

Por: B. Cetina

Imagen de: Espiritualidad

Política de privacidad del uso de productos de Google

2 comentarios

  1. Lo sé tengo fibromialgia desde que no se conocía en el país Argentina….. Y hasta yo pensaba si estaría loca …mi esposo acariciaba mi pierna y yo le pedia que no me hiciera eso que me dolía . El hasta se enojaba y pensaba que yo no lo quería más….. Hasta que por fin se conoció la enfermedad y yo empeore y el fue mi bastón y mis hijas …en mis peores días me bañaban y me vestían ellos…cortaban mi comida porque el dolor era inaguantable…..solo quería dormir y si era posible no despertar más…..la tengo y las comprendo hoy no tengo a mi esposo me lo robo el covid, el era sano y yo la enferma y ese maldito se llevó al equivocado…… Pronto no habrá más sufrimiento ni clamor ni dolor …….. Apocalipsis 21:3,4 ….Dios las bendiga

Deja un comentario