Los efectos del cambio del clima en la Fibromialgia


La conexión entre la fibromialgia y el clima

Por: Adriel Maldonado
No es raro escuchar a alguien con artritis decir que sus rodillas o cadera puede predecir el clima mejor que un meteorólogo. 
Siempre saben de antemano cuando un frente frío o una tormenta se están avecinando, y con una precisión casi aterradora.

¿Y los que tenemos fibromialgia? 
Muchos con alguna afección reumática u otra, incluida la fibromialgia, han hecho afirmaciones de que los cambios climáticos incrementan sus niveles de dolor, fatiga, u otros síntomas diversos.
Los investigadores han encontrado poca evidencia científica que respalde la afirmación de que los síntomas de la fibromialgia se ven afectados por el clima y los cambios climáticos. Un estudio realizado en 2013 afirma que no pudieron encontrar una correlación entre los brotes/crisis de fibromialgia, o el aumento del dolor, y los cambios climáticos.
No puedo hablar por los investigadores o las personas que hicieron las investigación, todo lo que puedo hacer es hablar sobre mi experiencia personal con la fibromialgia, y el clima.
Cómo me afectan los cambios estacionales
He vivido muchos cambios de temporada mientras transcurría mi vida con fibromialgia. He visto un patrón claro en cómo me siento en relación con el clima.
Llega la primavera y me siento un poco mejor, excepto, por supuesto, si es una primavera especialmente lluviosa, clima que acrecienta los síntomas. 
En ese caso, paso días sintiéndome dolorida hasta los huesos, y siento un dolor que se irradia por todo mi cuerpo.
Llega el verano, y con él el intenso calor y la abrumadora humedad del sureste de Texas que son famosos. El calor y la humedad me dejan completamente agotada. Mi fatiga se dispara durante los meses de verano.
Luego llega el otoño. Una vez que la temperatura baja, empiezo a sentirme un poco mejor hasta que el clima comienza a variar de cálido a frío. Ahí mi cuerpo entra en shock, como si no pudiera adaptarse a los constantes cambios.
Finalmente, el clima frío se instala para el invierno. Afortunadamente no hace mucho frío donde resido,  porque el frío causa un dolor indescriptible. 
Es como ser apuñalado por estalactitas, es como si mis venas estuvieran congeladas en todo mi cuerpo, y pudieran romperse en cualquier momento.
Ahora, todo esto solo se refiere a los cambios de temporada, esto ni siquiera comienza a cubrir los brotes/crisis que tengo con frecuencia, en los días previos a una tormenta eléctrica.
Fibromialgia y sensibilidad a la temperatura
Otro problema importante que enfrentamos los que tenemos fibromialgia, es la sensibilidad a la temperatura, la incapacidad de regular la temperatura de nuestro cuerpo.
La persona promedio va afuera; sienten calor o frío según el clima, luego vuelven a entrar. Una explosión de aire acondicionado o un calefactor acogedor, los devuelve a una temperatura confortable con bastante rapidez.
No es siempre ocurre así si tienes fibromialgia.

¿Por qué los investigadores dicen que el clima no afecta la fibromialgia?
Sé que no estoy sola en cuanto a experimentar un cambio en los síntomas en función del clima, o los cambios de temperatura. 
Entonces, ¿por qué algunos afirman que la fibromialgia no se ve afectada negativamente por el clima? Hay muchos factores a considerar.
Desafortunadamente, mucho se sigue malinterpretando sobre la fibromialgia. Esta es una enfermedad compleja que afecta a cada individuo de manera diferente. 
También existe la posibilidad de que los síntomas que sentimos cuando cambia el clima, puedan ser causados ​​por una o más de las muchas enfermedades complementarias que con frecuencia acompañan a la fibromialgia.
Independientemente de cuál sea la verdadera causa, necesitamos saber cómo manejar estos síntomas fluctuantes que enfrentamos a medida que se acerca cada nueva temporada.
Cómo minimizar al máximo los efectos negativos de las estaciones cambiantes
La sugerencia más obvia es encontrar un lugar donde el clima sea templado durante todo el año y trasladarse allí. 
O posiblemente repartir el año, vivir en un lugar para la primavera y el verano, y en otro lugar para el otoño y el invierno.
Sin embargo, esa no es una solución práctica para casi nadie.

A continuación, voy a compartir con ustedes mis mejores consejos sobre cómo puede manejar el calor durante los calurosos meses de verano, y cómo lidiar con el clima frío durante los fríos meses de invierno. 👇👇

¡Gracias por leernos!


Tomado de: 
https://fibromyalgia.newlifeoutlook.com

Imagen de: 
Experiencia Tecno – Cienradios

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: