Fibromialgia la mayoría de los pacientes tenemos problemas para dormir. Qué podemos hacer?

No soy ajena al insomnio. Ha sido parte de mi vida desde la
infancia, al igual que la fibromialgia. 

A pesar de aplicar los conocimientos que he acumulado sobre la mejora y la higiene del sueño, todavía tengo noches ocasionales cuando estoy mirando el reloj a las 3 am. 
En un intento de evitar que ocurra esto tantas noches como sea posible, sigo las pautas sugeridas por la National Sleep Foundation:
Limitar las siestas diurnas a 30 minutos aunque lo mejor es no tomarlas. 
Una siesta de 30 minutos es un desafío para mí. Mis necesidades de siesta son impredecibles. Algunos días después de solo cuatro horas de sueño, es posible que no necesite una siesta en absoluto. 
Otros días después de dormir mis nueve horas óptimas, mis párpados se caen antes de terminar el almuerzo. Por lo general, puedo estar bien hasta las 4 p.m. sin problema. 
El tipo y la cantidad de actividad que hice ese día determina si duermo la siesta y durante cuánto tiempo. Debo confesar, rara vez es menos de una hora. Evito los estimulantes como la cafeína y el alcohol cerca de la hora de acostarme. 
A mi cuerpo sensible no le va bien la cafeína en cualquier momento del día. Aparte de una taza ocasional de té, no tomo café. Normalmente tomo una copa de vino con la cena, pero no veo que esto afecte mi capacidad para conciliar el sueño. 
Pero la Sleep Foundation advierte que demasiado alcohol cerca de la hora de acostarse, puede interrumpir el sueño en la segunda mitad de la noche, a medida que el cuerpo procesa el alcohol.

Hago ejercicio 👈👈 para promover el sueño de buena calidad. Trato de caminar todos los días aunque hay días en que ir al supermercado es lo máximo que puedo hacer. Otros días realizo una caminata de 30 minutos por mi vecindario. 
Me di cuenta de que el ejercicio es más efectivo para dormir si se hace por la mañana, que tarde en el día.
Evite los alimentos 👈👈 que pueden ser perjudiciales justo antes de dormir. Soy de «picar» bocadillos por la noche. Es lo único que me mantiene despierta después de la cena. 
Como se recomienda, trato de evitar las comidas ricas en grasas, o fritas en ese momento. Me conducen a una acidez dolorosa.
Me aseguro una exposición adecuada a la luz natural. Esto es particularmente importante para las personas que no pueden estar afuera con frecuencia, o para aquellos que viven en lugares con menos días soleados.
Practico una rutina regular de descanso respecto a la hora de acostarme. Ayuda al cuerpo a reconocer que es hora de acostarse. A pesar de que me advirtieron contra esto, tengo la costumbre de jugar «Palabras con amigos» cuando me voy a la cama por la noche. 
Aunque se dice que la pantalla del teléfono estimula el cerebro, creo que esta actividad nocturna realmente me dice que es hora de descansar. Casi siempre me quedo dormida con mi teléfono en la mano.
Asegúrese de que el ambiente de sueño sea agradable. Se recomienda una habitación fresca y personalmente, necesito aire fresco. Nunca duermo con el aire acondicionado o la estufa encendidos. Prefiero abrir las ventanas de la habitación.
Un elemento adicional que es importante para mí es una almohada de plumas. Cualquier otra que se sienta alta y tense los músculos de los hombros para mantener mi cabeza donde debe estar, inevitablemente hace que me despierte con rigidez en el cuello, lo que aumenta mi malestar por la fibromialgia. Hundirme en una almohada de plumas permite que mi cuello y hombros se relajen por completo. Entonces tengo poca o ninguna molestia al día siguiente.
Otra cosa que funciona para mí es seguir el mismo horario para dormir y para levantarme por la mañana. Aunque es realmente difícil sacarme de la cama a las 8 todas las mañanas, forzarme a hacerlo, da como resultado conciliar el sueño más fácilmente por la noche.
Una cosa más que es importante para mí, es usar un cubre-ojos. Aunque no hay pruebas clínicas de que los párpados se vuelvan más delgados a medida que envejecemos, he descubierto que cuanto mayor soy, más fácilmente me despierto por la luz. Entonces, para evitar despertar al amanecer, y arriesgarme a no poder volver a dormir, cada noche me pongo un cubre-ojos .
No puedo decir que sigo todas las pautas básicas de sueño todos los días, pero sí me acerco bastante. Ellas hacen una diferencia para mí. Puede haber otras cosas que marquen la diferencia para ti. El truco es conocer tu propio cuerpo, luego haz lo que sea necesario para dormir bien por la noche.

¡Gracias por leernos!

Por: Christine Lynch
Información extraída de: 
https://fibromyalgianewstoday.com
Imagen de: VIX

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: