Fibromialgia, pretender la perfección es hacerse enemigo de la condición.

Anuncios
Cuando dejé de trabajar por la fibromialgia, tuve la opción de
hacer muchas de las cosas para las cuales no tenía tiempo
cuando trabajaba, y hacerlas a la perfección. 
Intenté mantener un hogar perfectamente impecable (no estaba satisfecha hasta que cada superficie estaba limpia y pulida como un espejo). 
Preparaba comidas perfectas para los invitados (era conocida por mis especialidades italianas, llenas de gluten, cosa que ya no puedo comer). 
Y ser la amiga perfecta (ni la nieve, ni la lluvia, ni la oscuridad de la noche, me impedían ir a la farmacia para comprarle un remedio a un amigo enfermo).
 
El resultado fue perfectamente horrible!
Experimenté un aumento en mi nivel de dolor, mayor fatiga y la aparición de síntomas adicionales que me quedan hasta hoy. En lugar de perfección, toda esa lucha resultó en días en la cama. Una mejor idea habría sido conformarme con un poco de polvo, comprar comida para llevar para los visitantes, y pedirle a otra persona que corra a la farmacia. 

La pregunta entonces fue: si no puedo lograr la perfección a la que alguna vez aspiré, ¿qué puedo hacer ahora? 
Con un presupuesto limitado, la respuesta a esta pregunta puede ser un desafío. Si no puede hacerlo usted mismo y no puede permitírselo, tiene pocas opciones. 
Cuando el compromiso es inevitable. La aceptación es aún más difícil de lograr. 
Los amigos una vez comentaron sobre mi alfombra color marfil inmaculada, con las huellas visibles de Hoover (mi perro). Aunque dejé las alfombras cuando me mudé, mis estándares de limpieza me acompañaron. Me ha llevado años aceptar una capa de polvo cubriendo todo en mi casa. 
Esta mañana, me dejé un recordatorio, escribiendo con el dedo en el polvo de la mesa de mi comedor. ¡Diría que esta es una gran conquista!
Una vez fui conocida como la limpiadora. Seguramente has conocido a esta clase de mujeres perfeccionistas. No había ni una mancha ni una raya en ninguna superficie de mi cocina, incluso la estufa. Actualmente, considero un logro si coloco los platos en el lavavajillas después de la comida. 
Aprendí a considerar las migas como parte de la decoración. Y las comidas ya no son lo que solían ser. Hasta hace poco, siempre había preparado mi propia salsa para los espaguetis en grandes cantidades, y congelaba lo que sobraba. Ahora compro salsa preparada, como hacen muchas personas. ¿Me gusta? No mucho… 
Pero la alternativa es usar la energía de todo un día de pie en la cocina, picando y revolviendo…  La salsa hecha es definitivamente preferible!.
Nunca había comprado queso rallado para ponerlo encima de los espaguetis. Siempre compré un pedazo de Sardo y lo rallaba para cada comida. Ahora, la tienda de delicatessen italiana me lo  ralla, 1 libra (450 grs.) cada vez. Me gustaría decir que mi esfuerzo extra por la frescura perfecta valió la pena todos esos años, pero esta es una instancia en la que honestamente puedo decir que no fue así. 
Me niego a creer que bajé mis estándares. Prefiero pensar que he superado mi necesidad de perfección (al menos en algunas áreas). 
Todavía estoy trabajando en muchos otras. Durante mi carrera laboral en el sector aeroespacial, una expresión escuchada con frecuencia era «bastante cerca para un trabajo del gobierno». En otras palabras, era aceptable. 
Mi nuevo mantra se parece más a «bastante bien para la fibromialgia». 
Esto significa que aunque no es perfecto, es tan bueno como me lo permite la fibromialgia.
¡Gracias por leernos!

Por:  B. Cetina

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia. Ver más entradas

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Salir de la versión móvil