La depresión y la ansiedad afectan en la Fibromialgia de manera diferente que en otras enfermedades.

La depresión y la ansiedad afectan los síntomas corporales de
manera diferente en pacientes con fibromialgia.
Esto podría explicar por qué los tratamientos multidisciplinarios que incluyen
psicología para la fibromialgia, son efectivos solo para un subconjunto de
pacientes, lo que sugiere que el tratamiento debe adaptarse a los síntomas individuales que experimenta cada persona. 
 
 
 
 
 
El trastorno de síntomas somáticos se presenta cuando una persona siente una ansiedad extrema exagerada, a causa de síntomas físicos. La persona tiene pensamientos, sensaciones y comportamientos tan intensos relacionados con los síntomas que siente que no puede hacer algunas de las actividades de su vida diaria.
Los trastornos somáticos o psicosomáticos son aquellos en los que experimentamos unos síntomas inexplicables desde el punto de vista médico, que no son atribuibles a una enfermedad física y para los que han fracasado los tratamientos médicos habituales.
El catastrofismo ante el dolor es una hipótesis psicológica que incluye procesos cognitivos, emocionales y conductuales, conductas de miedo-evitación, alteración del estado de ánimo y la motivación, que amplifican las sensaciones dolorosas percibidas y predisponen a la perpetuación del dolor.
 
La fatiga y los problemas para dormir, por otro lado, parecieron verse afectados solo por la depresión. Algunos estudios sugieren que los problemas del sueño pueden desencadenar la depresión en pacientes con fibromialgia.
Los investigadores dijeron que también es posible que mecanismos comunes, como la sensibilización o inflamación del sistema nervioso central, puedan dar lugar a problemas del sueño y depresión, además de la fibromialgia.
Los tratamientos multidisciplinarios actuales, con tratamientos psicológicos pueden ser más efectivos para pacientes con bajos niveles de ansiedad y depresión y se necesitan enfoques más adaptados para pacientes con niveles más altos de depresión/ansiedad.
 
Estos resultados sugieren el posible beneficio de los tratamientos personalizados para los síntomas en personas con fibromialgia. Las diferencias identificadas en la fatiga y la calidad del sueño en relación con la depresión, versus la ansiedad.
Los estudios futuros deberían centrarse en evaluar si las intervenciones dirigidas a pacientes con fibromialgia, con diversos niveles de depresión y ansiedad, son más efectivas que los enfoques actuales.
 
 
¡Gracias por leernos!
 

Deja un comentario