3 cosas que no es la Fibromialgia, para que lean familiares y amigos.

Muchas enfermedades involucran una parte sola del cuerpo o un único sistema del mismo. La fibromialgia involucra todo el cuerpo y descontrola todo el organismo. 
Por extraños, variados y confusos que puedan ser los síntomas, están vinculados a causas físicas muy reales.
Esta enfermedad puede atacar a alguien educado, ambicioso, trabajador e incansable y privarlo de su capacidad para trabajar, limpiar la casa, hacer ejercicio, pensar con claridad, y sentirse despierto o saludable.
• NO es un ‘agotamiento’ psicológico o depresión.
• NO es pereza.
• NO es lloriquear o simular.
Se piensa que se produce por alteraciones de los neurotransmisores del sistema nervioso, al haber un desequilibrio en estas sustancias se producen una serie de alteraciones que pueden explicar los diversos síntomas de esta enfermedad:La deficiencia de serotonina/norepinefrina provocan síntomas ansioso-depresivos.

La alteración de las vías de modulación del dolor producirá el dolor generalizado.

El exceso de estimulación del sistema nervioso autónomo provocará los dolores de cabeza, sintomatología intestinal, mareos, etc.

Se perciben mal los estímulos sensoriales, y así notarán dolor ante estímulos como calor, frío, presión…

Los principales síntomas de la Fibromialgia son:

  • Trastornos de sueño: Noches fragmentadas, dificultades para conciliar el sueño y cansancio durante el día como si no hubieran dormido. Esto puede conllevar a la fatiga crónica.
  • Rigidez corporal: El dolor corporal va acompañado de la rigidez. Esta se suele notar por las mañanas, después de estar sentado o por los cambios de temperatura y humedad. Hormigueos en varias zonas del cuerpo, sobre todo en extremidades (Parestesia). También pueden rechinar de dientes.
  • Malestar abdominal y trastornos digestivos.
  • Síndrome de piernas inquietas: Conjunto de impulsos incontrolables, de mover las piernas. Se trata de un trastorno neurológico.
  • Dolores de cabeza y migraña.
  • Problemas de vejiga: Aumento en la frecuencia de orinar. Puede manifestarse una inflamación dolorosa de la pared de la vejiga (cistitis intersticial).
  • Trastornos cognitivos y de memoria: Dificultades en la concentración, en prestar atención, en tomar decisiones, etc. También aparecen varios lapsus y pérdidas de memoria.
  • Depresión: Si se diagnostica depresión a un paciente de Fibromialgia, ésta debe tratarse ya que puede empeorar los síntomas de la enfermedad. Aumento de la sensibilidad al sonido, a las luces, a los olores y al dolor.
Lo más difícil para los pacientes, es tener que vivir con esa enfermedad que ni ellos mismos comprenden completamente. 
Tener el apoyo y la comprensión de las personas que están en tu vida puede hacerlo mucho más fácil y soportable.


Deja un comentario