Las necesidades del sueño cambian con la edad y la persona. ¿Cuánto necesito dormir?

Hay quienes necesitan dormir mucho y quienes están bien durmiendo menos.

Todos tienen una necesidad de dormir que probablemente esté determinada por genes o información genética. Esta es la cantidad de sueño que nuestro cuerpo necesita para que nos despertemos sintiéndonos renovados. 
Falta de buen sueño
¿Qué sucede si no satisfacemos nuestras necesidades de sueño? Si no dormimos lo suficiente, acumulamos una deuda de sueño que generalmente más tarde tendremos que ‘pagar’. Esta deuda podría implicar tener que dormir una siesta o acostarse temprano la noche siguiente y dormir lo suficiente para ponerse al día.

Si cree que no duerme lo suficiente, con sueño de calidad, hágase estas preguntas:

  • ¿Me resulta difícil levantarme por la mañana?
  • ¿Tengo dificultades para concentrarme durante el día?
  • ¿Estoy somnoliento el resto del día?

Si respondió afirmativamente a estas tres preguntas, debería tratar de dormir mejor.

No dormir lo suficiente puede afectar su estado de ánimo, lo que causa:
  •     Irritabilidad
  •     Problemas en sus relaciones
  •     Depresión
  •     Ansiedad


Los estudios muestran que no dormir lo suficiente o dormir mal aumenta el riesgo de:

  •     Presión arterial alta
  •     Enfermedad del corazón
  •     Accidente cerebrovascular
  •     Enfermedad renal
  •     Obesidad
  •     Diabetes tipo 2

No dormir el tiempo que su cuerpo necesita puede afectar la liberación de hormonas que ayudan a crear masa muscular, combatir infecciones y reparar células.

¿Cómo puedo determinar mis necesidades de sueño?

El sueño es un complejo proceso biológico que le ayuda a desarrollar nueva información, mantenerse sano y sentirse descansado.

Las fases por las que pasa su cerebro durante el sueño son: Etapa 1, 2, 3, 4 y sueño de movimientos oculares rápidos (MOR o REM en inglés). Cada etapa es diferente. Pasamos por distintos patrones de actividad eléctrica en el cerebro, en cada una de las etapas. La respiración, ritmo cardíaco y temperatura puede ser más rápido o lento dependiendo de las etapas.

Las distintas fases del sueño lo ayudan a:

  • Sentirse descansado y con energía al día siguiente
  • Aprender información, reflexionar y formar recuerdos
  • Descansar el corazón y el sistema vascular
  • Liberar más hormona del crecimiento. También aumenta la masa muscular y la reparación de células y tejidos.
  • Liberar hormonas sexuales.
  • Evitar enfermarse o a mejorarse cuando está enfermo, creando más citoquinas (hormonas que ayudan al sistema inmunitario a combatir varias infecciones).

La cantidad de sueño que necesita depende de diferentes factores, incluye su edad, estilo de vida, estado de salud y si ha dormido lo suficiente anteriormente.

Las recomendaciones de horas a dormir, son las siguientes:

  • Recién nacidos: 16-18 horas al día
  • Niños en edad preescolar: 11-12 horas al día
  • Niños en edad escolar: por lo menos 10 horas al día
  • Adolescentes: 9-10 horas al día
  • Adultos (incluyendo adultos mayores): 7-8 horas al día
Efectos de la privación de sueño de calidad

No sólo la cantidad de horas de sueño importan. La calidad del sueño es lo más importante. Las personas cuyo sueño suele interrumpirse (puede ser por dolor) o acortarse, pueden no pasar suficiente tiempo en las diferentes etapas del sueño. Lo cual es muy perjudicial para la salud.

Repercusiones secundarias de la falta de sueño:
La falta de sueño afecta nocivamente la salud física y mental.
Si sufres privación de sueño, o sueño de mala calidad tienes un riesgo mucho más alto de padecer:
  • enfermedades cardiovasculares,
  • cáncer,
  • diabetes y
  • depresión.
  • sentirse cansado y afectar su rendimiento,
  • no poder pensar con claridad,
  • afecta la capacidad de reacción,
  • de formar recuerdos.
  • Puede tomar malas decisiones y
  • ponerse en situaciones de riesgo.
  • Las personas que no duermen bien son más propensas a sufrir accidentes.
Lee más aquí: no dormir lo suficiente 


Deja un comentario