El conflicto cotidiano con la rigidez de la Fibromialgia

No todas las personas con fibromialgia tienen estos síntomas matutinos, pero son bastante comunes.
Esta es una de esas áreas que la investigación médica aún no ha explicado. Tampoco sabemos mucho respecto a cómo aliviarlos, aparte de lo que aprendemos con nuestra propia experiencia.

Los médicos consideran que los síntomas más debilitantes en los pacientes con fibromialgia son dolor, fatiga y los trastornos del sueño. Pero los pacientes también nombran la rigidez como un síntoma importante. ¿Y quién no se quejaría de despertarse cada mañana con los músculos tensos y rígidos?.

Causas de la rigidez matutina
La rigidez se desarrolla después de largos períodos de estar sentado o inactivo, por ejemplo, durmiendo. Esto es característico de las condiciones no inflamatorias. Algunos investigadores señalan que la rigidez matutina es un síntoma circadiano (ritmos naturales que controlan el reloj biológico) que no se comprende completamente. Algunos sospechan que puede haber una liberación insuficiente de cortisol en el cuerpo durante la noche para compensar las citocinas proinflamatorias elevadas (actúan en la respuesta inmune innata, inespecífica o inflamación).

De manera que simplemente podría ser la inactividad

No está claro por qué nuestros cuerpos se comportan así por las mañanas, pero algunos sugieren que simplemente podría ser por haber estado sin movernos el tiempo que dormimos.
Es muy probable que seamos bastante sedentarios la mayor parte del tiempo, pero las personas que nos observan dicen que estamos ‘inquietos’. Lo que nos sucede es que estar en una posición durante algún tiempo provoca que algo nos empiece a doler, así que nos movemos para acomodarnos un poco. Luego algo más comienza a doler, así que cambiamos de nuevo. Esto corrobora que es posible que estemos rígidos por la mañana porque no nos hemos movido lo suficiente durante toda la noche.

Sensibilidad a la temperatura
La sensibilidad a la temperatura es común, en invierno el frío y la humedad causan que el dolor se vuelva protagonista. Las personas con fibromialgia pueden sentir mucho el frío y tardan más en entrar el calor. Y el frío y la humedad disparan el dolor y la rigidez.

Pulsa aquí ⇩⇩⇩ para continuar leyendo:

 

Deja un comentario