Cómo ayudar a un enfermo de Fibromialgia, cómo adaptarnos a los cambios?

Cuando afecta al trabajo? Cómo ayudar?

Adaptarse a los cambios…
Las personas que padecen fibromialgia tal vez tengan dificultades en el trabajo. 
Li llevaba muchos años en su empleo, pero trabajar se le hizo más difícil debido a sus problemas de salud. Después de hablar con sus patrones, consiguió trabajar tiempo parcial en la misma empresa gracias a lo cual disminuyó su estrés. 
Además para su sorpresa, le aumentaron la cantidad que le pagaban por hora.
Un terapeuta ocupacional o un fisioterapeuta puede ayudarle a hallar formas de efectuar su trabajo sin exigir tanto de su cuerpo. 
Lisa descubrió que le ayudaba con su dolor utilizar una silla con apoya brazos. 
A Yvonne no solo se le recomendó conseguir otra silla, sino también otro escritorio adaptados a sus necesidades. 
Pero si se hace necesario cambiar de trabajo hay agencias laborales que te pueden ayudar.
Cómo ayudar
Todos los miembros de la familia incluso los niños, pueden aprender acerca de la fibromialgia y comprender que si bien el enfermo parece saludable, padece de una enfermedad crónica dolorosa y agotadora. También es fundamental la buena comunicación familiar. 
Jennie dice: “De vez en cuando hablamos en familia para determinar qué ayuda puede dar cada uno”. 
Gran parte del éxito radica en que el enfermo aprenda a conservar la energía mientras efectúa sus quehaceres. Para ello tal vez necesite algo de imaginación, junto con la cooperación de los demás. 
También en este caso, un terapeuta ocupacional podría ser de ayuda.
Una manera de ayudar a un amigo que tenga esta enfermedad es siendo un “oyente” imparcial. Procure que las conversaciones mantengan un tono optimista y no permita que la fibromialgia sea el único tema del que hablar. 
 
¿Qué debe decirse y qué no? 
 Si usted sufre de fibromialgia trate de recurrir a más de un “oyente” para evitar que siempre sea el mismo y se “desgaste”. Recuerde: no todos querrán oír siempre acerca de su enfermedad.
 
Adaptarse a los cambios
Los cambios nos irritan, especialmente si son obligados. Un fisioterapeuta que ha tratado a unos cien enfermos de fibromialgia señala: 
“Trato de hacerles entender que tienen que aceptar su situación. También deben efectuar algunos cambios en su vida y no desanimarse por causa de los reveses o las recaídas temporales. Mediante el autocontrol, el conocimiento, el entendimiento y los ejercicios, pueden dominar el síndrome en vez de que este los domine a ellos”.

Dave, que padece de fibromialgia, dice: “Aunque uno tienda a hacer más durante los días en que se siente mejor, quizá sería más prudente reservar las energías para el día siguiente, de modo que no se termine por pasar el resto de la semana en cama”. Aun así, en ocasiones tal vez debería considerar si asistir o no a cierto acontecimiento o a una ocasión especial, justifica el sufrimiento posterior?. 

No siempre es razonable ocultar la fibromialgia, sobre todo a aquellos que
se interesan sinceramente en usted. 

Procure conservar el sentido del humor. “He observado que generalmente duermo mejor después de unas carcajadas o de una buena comedia”, comentó André.


Algunos consejos respecto a cómo desarrollar sentido del humor

1. Acostúmbrate a adoptar una perspectiva distanciada, y así observar en qué circunstancia hay un espacio para el humor.

2. Aprende a no tener miedo del qué dirán.

3. Aprende a reírte de ti mismo.

4. Lee, escucha, aprende sobre diversos temas.

5. No te aprendas chistes, los mismos deben ser espontáneos.

6. Aprende a diferenciar cuándo es apropiado usar el humor y cuándo no.

¡Gracias por leernos!

Información extraída de: 
https://wol.jw.org

Imagen de: 
Equipamiento Integral de Oficinas

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: