Logrando hacer frente a la ansiedad y la Fibromialgia

No conozco a nadie cuya salud mental no se vea afectada por cambios en su salud física, por lo que no es sorprendente que los pacientes con fibromialgia tiendan a sufrir depresión y/o ansiedad.
He sufrido de ansiedad durante varios años y todavía no estoy seguro de qué fue lo primero, la ansiedad o la fibromialgia.
De hecho hasta el día de hoy no sé si un brote de fibromialgia aumenta mi ansiedad, o si un período de ansiedad lleva a mi cuerpo a una crisis/brote. Tal vez sea ambas cosas. 
Tal vez la fibromialgia y la ansiedad van de la mano, ambas están ocultas hasta que me estreso estoy débil o agotada y luego se unen y me golpean, atacándome cuando saben que no puedo defenderme.

Síntomas de la ansiedad a tener en cuenta
La ansiedad, como la fibromialgia, nos afecta a todos de maneras muy diferentes. 
Sus pensamientos que producen ansiedad, pueden ser muy diferentes a los míos, y lo que funciona para usted puede no tener ningún impacto en mí. 
Mi ansiedad se manifiesta de varias maneras, algunas de las cuales pueden resultarle familiares:
♦  Pecho apretado y dificultad para respirar, que a veces provoca ataques de pánico
♦  Una mente preocupada que conduce a la falta de sueño o pesadillas.
♦  Pensamientos angustiantes que causan tristeza y lágrimas.
♦  Miedo a salir de casa
♦   Falta de interés en ver a los que me rodean.
♦  Falta de habilidad para distraer la mente.
♦  Obsesionarse con eventos pasados ​​que son vergonzosos o molestos
He puesto mucho esfuerzo en encontrar estrategias para sobrellevar el dolor físico y mental, y aunque sé que no voy a curar estos dolores con un poco de respiración profunda, hay cosas que podemos hacer para ayudar con los síntomas.

Consejos para luchar contra la ansiedad

Una de las mejores maneras de controlar su ansiedad es aprender las señales de advertencia tempranas, de cuando su ansiedad está empeorando, y controlarla. 
Algunos de los siguientes consejos pueden ayudarlo a formular un plan para sobrellevar la ansiedad.
Respiración
Lo sé. Es frustrante cuando la gente te dice que respires, pero realmente ayuda a calmarte cuando te sientes tenso.
Algunos de mis amigos encuentran que la meditación de atención plena,
practicada de forma regular, ayuda, pero no puedo descansar mi cerebro el tiempo suficiente para sentir los beneficios. 
En cambio, encuentro que breves e intensas ráfagas de ejercicios de respiración, me ayudan cuando empiezo a luchar con la ansiedad.
Consejo: párese con la espalda contra una pared o puerta, y coloque las manos sobre el estómago, justo debajo del diafragma. Inhale lentamente por la nariz y exhale por la boca, concentrándose en el sonido de su respiración, y en el movimiento de sus manos.
Distracción
A muchos se les habrá recomendado una serie de técnicas de distracción, especialmente si han experimentado ataques de pánico. Algunas personas confían en el Sudoku o en los crucigramas, mientras que otras encuentran que al tirar de una banda elástica en la muñeca, les ayuda a salir de su ansiedad. La terapia del arte hasta ahora ha sido mi mejor método de distracción. 
No es perfecto, pero requiere enfocarse lo suficiente para no darle a sus pensamientos atención innecesaria.
Si esto no funciona para usted, siga intentando hasta que encuentre algo que lo haga.
Sugerencia: intente encontrar una distracción que lo pueda sacarlo de sus pensamientos, para que pueda concentrarse rápidamente en otra cosa, mientras está en el trabajo o en el tren.
Ejercicio
A menudo, las personas con depresión o ansiedad son alentadas a hacer ejercicio, pero eso es bastante difícil cuando también tiene fibromialgia. 
La natación es la única forma de ejercicio que he encontrado que ayuda a mi ansiedad, sin interferir demasiado con mi fibromialgia.
Desafortunadamente solo nadar no me sirve, así que recientemente compré un iPod a prueba de agua para poder escuchar podcasts mientras nado.
Por lo general escucho charlas sobre la salud física o mental que me resultan tanto esclarecedoras como inspiradoras. 
Nadar ahora proporciona tanto ejercicio como distracción.
Consejo: si asiste a una piscina pública, intente ir en momentos más tranquilos cuando el ambiente es relajante, en lugar de encontrarse en medio de la fiesta de natación para niños.
¡Gracias por leernos!

Información extraída de: 
newlifeoutlook.com

Imagen de: 
Hospital Juan Cardona

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: