Pacientes con Fibromialgia: 10 maneras de reducir el estrés

El estrés cumple un papel importante en la fibromialgia: los primeros síntomas suelen aparecer después de un detonante como una enfermedad, un accidente, sustancias químicas tóxicas, un sobreesfuerzo, una situación muy angustiante o algún trauma.

Cuando la enfermedad ya se manifestó, al experimentar estrés, cambios climáticos, tener una nutrición inadecuada o realizar esfuerzos físicos se pueden presentar brotes, por ese motivo se recomienda a los pacientes asistir a terapia para poder reconocer estos patrones desencadenantes.

Es imprescindible tratar el estrés tan en serio como lo haría con un dolor en el pecho, o se convertirá en un asesino silencioso.
Veamos algunas formas en que puede reducir el estrés. Algunas de ellas son muy simples. Todo se ha estudiado en entornos clínicos para medir los niveles de estrés y ha demostrado ser muy eficiente.  
Además, ¿qué tiene para perder?

1. Relajación progresiva:
Siéntate en una silla, con la espalda recta y las manos sobre las piernas en una posición relajada. Los dos pies apoyados en el suelo.
 
  1. Inhala profundamente llevando el aire a tu abdomen. Al exhalar, deja que tu cuerpo empiece a relajarse.
  2. Cierra los puños. Aprieta los antebrazos, los biceps y los pectorales. Mantén ese tensión durante 7 segundos y afloja. Nota cómo brazos y pecho se relajan.
  3. Arruga la frente y mantenla así durante 7 segundos. A la vez rota la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. Afloja y siente la relajación en la zona.
  4. Arruga la cara. Frunce el entrecejo, los ojos, los labios, aprieta la mandíbula y encorva los hombros. Mantén la posición 7 segundos y afloja, centrándote en las sensaciones que la relajación te produce.
  5. Inspira profundamente y arquea la espalda suavemente. Mantén la postura 7 segundos y relaja.
  6. Inhala profundamente y saca el abdomen, dejando que se hinche todo lo posible, mantén la posición 7 segundos y suelta. Fíjate bien en lo que notas en abdomen y espalda al relajar.
  7. Flexiona los pies y los dedos de los pies. Tensa los muslos, las pantorrillas y los glúteos. Mantén la tensión durante 7 segundos y afloja.
  8. Para terminar, estira los pies como una bailarina, a la vez que tensas muslo, glúteos y pantorrillas de nuevo. Pasados 7 segundos suelta y siente la relajación.

 

2. Yoga: Muy recomendable para los pacientes de fibromialgia porque realmente ayuda. El yoga suave ayudará a mantener el cuerpo flexible y fuerte, y te enseñará métodos de respiración profunda que te ayudarán a sobrellevar el estrés diario.

3. Ejercicios de respiración profunda:
  1. Siéntese o acuéstese en una posición cómoda.
  2. Coloque una mano sobre el abdomen justo debajo de las costillas y la otra mano sobre el pecho.
  3. Respire hondo por la nariz y deje que el abdomen le empuje la mano.
  4. Exhale a través de los labios fruncidos como si estuviese silbando.
4. Aromaterapia: Miles de años nos han demostrado el beneficio de la aromaterapia, pero también la ciencia lo ha demostrado. Hay ciertos aromas que ayudan a reducir la ansiedad y el estrés y activan la felicidad en el cerebro. Algunas fragancias a considerar son la lavanda , el limón , la bergamota y el ylang ylang 👉👉 👈👈. Puede usar estos en aceites en cremas, perfumes, incienso, etc. Elija lo que funcione para usted.
5. Musicoterapia: por supuesto el punk rock y el heavy metal no van a reducir la ansiedad!, pero la música suave y relajante sí lo va lograr, podemos buscar música relajante en Youtube u otros lugares disponibles. Esta música tiene la cualidad de reducir el estrés, es la razón por la que se utiliza en consultorios odontológicos, clínicas, etc.
6. Risas, y muchas: la risa es realmente la mejor medicina. Encontrar alegría en la vida cotidiana hace que lo difícil sea mucho más fácil de manejar. Estudios demuestran que la risa reduce el estrés físico y la fatiga. Por lo tanto, mira un divertido clip de YouTube, mira una comedia o un espectáculo de stand-up.
7. Recibe un abrazo durante al menos 20 segundos: este no solo te hará sonreír, sino que la ciencia muestra que el cuerpo libera oxitocina, serotonina y dopamina, generando una gran sensación de bienestar y felicidad, cuando la gente se abraza se une emocionalmente a las personas. Los expertos afirman que un simple abrazo puede ayudar mucho a mantener relaciones sanas y felices con los demás.
Un abrazo comprensivo en medio de un ataque de ansiedad o de pánico, puede desacelerar el sistema nervioso y ayudarlo a calmarse.
8. Masticar chicle: Puede sonar extraño, pero los estudios han demostrado que masticar chicle calma la ansiedad, mejora el estado de alerta, aumenta la concentración y reduce el estrés. Por si esto fuera poco, le contamos que después de masticar chicle, los niveles de cortisol se reducen en su saliva hasta en un 16%.
9. Visualización guiada y meditación : es una forma creativa de realizar ejercicios mentales para alcanzar el bienestar.
Imaginar es crear, sumergirse en un mundo en el que no se ha estado antes y traspasar límites. Gracias al poder de nuestra imaginación podemos diseñar una realidad por y para nuestros propios deseos. De ahí que su uso en la meditación sea tan beneficioso. La meditación con visualización es empleada por todo tipo de personas, desde deportistas, hasta artistas y grandes empresarios.
10. Artes y manualidades: La creatividad es uno de los pasatiempos más poderosos y relajantes que puedas imaginar. Podrías optar por la artesanía, tejer con dos agujas o al crochet (ganchillo), tocar un instrumento, pintar sobre un lienzo o papel, escribir poesía, leer en voz alta, cualquier cosa creativa que borre de tu mente los momentos estresantes del día. Solo unos pocos minutos al día te ayudarán a sobrellevar el estrés.


Imagen de: Código Público

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario