Fibromialgia y malestar agudo en las piernas, causa horribles sensaciones.

Una característica de la fibromialgia es una agonía general ilimitada, incluido un horrible malestar en las piernas. 
Este malestar puede diferir entre pacientes, pero en muchos puede presentarse como un malestar agudo, un dolor sordo, un tormento profundo, o sensación de palpitación.
Sufrimiento en las piernas
Este trastorno está identificado con la fibromialgia, puede presentarse en los ligamentos, músculos o tendones que abarcan las articulaciones. 
A pesar del hecho de que el dolor y malestar se manifiesta en estas regiones, las sensaciones se intensifican por el sistema sensorial, según lo indica la Asociación de Fibromialgia y dolor crónico.
Los diferentes síntomas que ocurren en las piernas identificados con la fibromialgia, incorporan el 👉👉 Síndrome de piernas inquietas , que incluye espasmos, temblores, sensación de fuego, incomodidad, fastidio… 
La fibromialgia no se comprende, y no existe cura pero se puede tratar utilizando una variedad de tratamientos convencionales y complementarios, junto con los cambios en la forma de vida.
 


Síndrome de piernas inquietas
Las personas con fibromialgia probablemente contraerán el Trastorno de piernas inquietas, un problema neurológico descrito como inquietud, fastidio, molestia, sensación de fuego, u otras impresiones difíciles de comprender, que provocan una necesidad apremiante de mover las piernas. Las sensaciones generalmente comienzan al atardecer y se dispersan por las 2 de la mañana. 
Al mover sus piernas, las personas con dicho trastorno pueden sentir un leve alivio de la agonía y demás sensaciones. 
Intentar relajarse o descansar, tiende a acrecentar las sensaciones de las piernas, lo que dificulta el descanso, como lo indica el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares.
Los especialistas hallaron que muchos de los pacientes de fibromialgia, también tenían Síndrome de piernas inquietas, mientras que también los que no tenían fibromialgia, tenían el trastorno.
El muy mal descanso es otro efecto secundario común en la fibromialgia, y los analistas dijeron que muchas personas con fibromialgia pueden atribuir la interrupción del sueño al Síndrome de piernas inquietas.
La mayoría de los medicamentos para dicho trastorno, recetados por un Neurólogo, alivian la sensación incómoda. 
Tomar suplementos, por ejemplo hierro, 👉👉 magnesio y folato también puede ayudar a disminuir este tormento relacionado a la fibromialgia. Hacer ejercicio, tener un horario normal de descanso, también puede ayudar a disminuir el sufrimiento.
 


Neuropatía
La neuropatía causa sensaciones desagradables en diferentes zonas del cuerpo, incluidos los pies. 
Algunos pacientes con fibromialgia pueden tener un problema relacionado conocido como polineuropatía de fibras pequeñas (PNFP), como lo indica una revisión expuesta en una reunión de la American Neurological Association.
Los especialistas descubrieron que el 46% de los pacientes con fibromialgia tenían polineuropatía de fibras pequeñas, una especie de neuropatía que se puede tratar.
Esto proporciona una parte de la prueba principal de un componente detrás de algunos casos de fibromialgia, y distinguir una causa es fundamental para el movimiento inicial hacia el descubrimiento de mejores medicamentos.
Enfoques delicados
Las personas con fibromialgia suelen tener puntos de dolor, también llamados puntos gatillo, algunos de los cuales se encuentran en las piernas. 
Cada individuo tiene 9 conjuntos de de puntos sobre el cuerpo que pueden provocar gran dolor cuando se aprietan. En las piernas, se pueden encontrar focos delicados en cada rodilla y en las caderas.
Un análisis razonable de la fibromialgia se basa en al menos 11 puntos de dolor.  
El Síndrome de piernas inquietas puede ocurrir cuando los puntos gatillo causan especial malestar en las piernas.
 
Tormento en las piernas, y tratamiento de fibromialgia.
El tratamiento para el Síndrome de piernas inquietas y la fibromialgia comúnmente requiere un enfoque NEUROLÓGICO, con una combinación de medicamentos, y cambios en la forma de vida destinados a disminuir el malestar y mejorar la calidad de vida.
Los medicamentos recetados para la fibromialgia incorporan analgésicos, por ejemplo Tylenol. 
Los opiáceos son a veces necesarios, pero no hay confirmación de que estos medicamentos alivien el Síndrome de piernas inquietas muchas veces relacionado con la fibromialgia. 
Los cambios en el modo de vida, son unos de los recursos más viables en las personas con malestar de las piernas y fibromialgia. La supervisión correcta del Síndrome de piernas inquietas es fundamental para garantizar un descanso de calidad.
Los enfoques para lograr un descanso sereno, incorporan la construcción de un plan general de descanso, por ejemplo ir a dormir todos los días a la misma hora. 
Usar Internet, mirar TV, o leer un libro en la cama puede mantener al cerebro consciente y dificultar el descanso. 
Hacer una rutina de relajante antes del sueño también puede ayudarlo a quedarse dormido. Escuchar música suave ayuda a olvidarse de los problemas del día y nos prepara para un buen descanso.
Hacer suficiente ejercicio es esencial, potencialmente la más imperativa para el malestar de las piernas, y la fibromialgia. Luchar contra la debilidad para salir a caminar, o andar en bicicleta, puede ayudar a tener luego un gran descanso y, además, mitigar el dolor.
Una alimentación rica en productos sanos, verduras y granos enteros, puede ayudar a disminuir los dolores. Muchas personas con fibromialgia tienen sensibilidad al gluten, independientemente de si tienen celiaquía (debe ser diagnosticado por un gastroenterólogo), también a los productos lácteos y los aditivos. 
Lleve un diario de alimentos, para poder distinguir cualquiera que desencadene malestar en las piernas, esto le ayudará a lidiar con los este sufrimiento.
Para que la cocción resulte menos exigente, compre alimentos  que ya están cortados y lavados. La compra de alimentos preparados de una tienda de nutrientes especiales, o dietética, también puede ser una opción. 
Cocinar con hierbas, como el jengibre y la cúrcuma, puede ayudar a disminuir el malestar en las piernas,relacionado a la fibromialgia.
Nota:
Para el correcto tratamiento del Síndrome de piernas inquietas, concurra a NEUROLOGÍA, allí le recetarán medicamentos específicos que  alivian enormemente los síntomas.

¡Gracias por leernos!

Información extraída de:
healthilivingathome

Imagen de: encolombia.com

Publicado por irmizza

Tengo fibromialgia desde hace muchísimos años, debido a la poca información seria que encontraba respecto al tema, hace 9 años comencé un Blog en el cuál fui publicando información seria, de fuentes confiables. Esta es la función de mi sitio web, informar y ayudar a los pacientes de fibromialgia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: