Centros de tratamiento integral de la Fibromialgia. ¿Son útiles?

Comprendamos los pros y los contras de los centros de tratamiento de fibromialgia.
Las personas diagnosticadas con fibromialgia pueden necesitar una serie de tratamientos diferentes. 
Esto podría significar que es posible que tenga que asistir a varios lugares distintos, para visitar especialistas que pueden trabajar conjuntamente, como en un centro de tratamiento.
Los centros de tratamiento pueden ayudar a desarrollar un plan combinado adaptado a cada individuo.
Los planes de tratamiento personalizados suelen ser fluidos y cambiantes, dependiendo de sus necesidades de salud en ese momento. En un centro de tratamiento, diferentes médicos y especialistas están disponibles bajo un mismo techo.
 
¿Qué servicios ofrecen los centros de tratamiento?
Según mi investigación de los centros, el tratamiento integral de la fibromialgia tiende a clasificarse en cuatro grandes categorías:
Educación
La investigación ha demostrado que proporcionar información sobre la enfermedad, normalizar y validar la experiencia de los pacientes es una parte esencial del tratamiento.
Quizás uno de los factores más importantes para mejorar los síntomas es que el paciente comprenda el rango de estos que puede experimentar, conozca las causas de los brotes y reconozca la necesidad de adaptar el estilo de vida para tratar de controlar su enfermedad.

Manejo de síntomas

Los medicamentos convencionales para abordar la gama de síntomas son la piedra angular del tratamiento de la fibromialgia. 
En general, los medicamentos se usan para controlar el dolor, la fatiga y la angustia psicológica, así como para mejorar otros problemas de salud asociados con la fibromialgia. 
Por ejemplo, los medicamentos de venta libre o recetados pueden ser esenciales para reducir los síntomas y minimizar la discapacidad.
Si bien es importante abordar la depresión y el dolor, también es importante minimizar la fatiga promoviendo un sueño saludable.
La TCC consiste en ayudar a las personas con fibromialgia a controlar su enfermedad, mediante el aprendizaje y la aplicación de una variedad de técnicas. 
Por ejemplo, en varios ensayos clínicos se ha demostrado que técnicas como la terapia de relajación, las habilidades de afrontamiento, el manejo cognitivo del dolor y la obtención de apoyo social, reducen los síntomas y mejoran la calidad de vida.

Enfoques complementarios
Hay docenas de terapias complementarias para tratar los síntomas de la fibromialgia, como estoy seguro de que ya sabe. 
Los tratamientos complementarios incluyen:
           Terapia física
      Masaje terapéutico
Terapia de liberación miofascial
Terapia de agua
Ejercicio y actividad física.
Acupresión
Aplicación de calor o frío.
Acupuntura
Yoga
Ejercicios de relajación
Técnicas de respiración
Aromaterapia
Biorretroalimentación
Hierbas
Hipnosis
Suplementos nutricionales
Manipulación osteopática o quiropráctica
CONTINÚA:👇👇👇

Deja un comentario