Descubre un efecto de la Fibromialgia, depresión.

Estar deprimido es sentirse triste, melancólico, infeliz o desanimado. 
La mayoría de las personas se siente de esta manera de vez en cuando.
La depresión clínica es un trastorno del estado anímico. Ocurre cuando estos sentimientos de tristeza, pérdida, enojo o frustración obstaculizan su vida durante un período de tiempo largo. También modifica la forma en que funciona su cuerpo.
La depresión es causada por cambios en los químicos en su cerebro. 
La afección puede empezar durante o después de un hecho doloroso de su vida. Puede suceder cuando usted toma ciertos medicamentos. 
Asimismo, puede empezar durante o después del embarazo.

Algunas veces no hay ningún desencadenante o razón clara.

Cambios en los sentimientos y el estado de ánimo:

  • Sentirse triste o melancólico.
  • Sentirse enojado o irritable, con ataques repentinos de ira.
  • Dejar de disfrutar de actividades, incluso el sexo.
  • Sentirse desesperanzado o indefenso.
  • No sentirse bien consigo mismo o sentirse inútil, odio y culpa hacia uno mismo.

Modificaciones en las actividades diarias normales:

  • Problemas para dormir o dormir más de lo normal.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Parecer ‘asustadizo’ o agitado.
  • Sentir menos apetito o incluso bajar de peso.
  • Sentirse cansado y falto de energía.
  • Ser menos activo o dejar de hacer actividades habituales.

Qué medidas puede tomar en casa para ayudar a su depresión:

  • Duerma lo suficiente.
  • Consuma una alimentación saludable.
  • Tome los medicamentos correctamente. Aprenda a manejar los efectos secundarios.
  • Estar atento a signos de empeoramiento de la depresión.
  • Trate de hacer ejercicio.
  • Busque actividades que lo hagan feliz.

Evite el exceso de alcohol y las drogas, ya que pueden empeorar la depresión.

Hable con alguien de confianza respecto a sus sentimientos. Trate de estar cerca de personas que sean afectuosas y positivas. Puede ayudar ofrecerse como voluntario o involucrarse en actividades de grupo.

No deje de tomar el medicamento que le indicó su médico aunque se sienta mejor o tenga efectos secundarios. Siempre hable primero con el médico. Cuando sea el momento de suspender el medicamento, el médico reducirá lentamente la dosis que toma con el transcurso del tiempo. (Medline Plus).

Deja un comentario