Remisión de la Fibromialgia: ¿alguna vez desaparece?

Remisión de la fibromialgia: ¿alguna vez desaparece?
Muchas personas con fibromialgia notan que su dolor no es constante. En realidad los síntomas y el dolor de la fibromialgia van y vienen en ciclos impredecibles.
¿La fibromialgia desaparece y regresa?
Los médicos e investigadores no tienen una respuesta exacta de por qué la fibromialgia es impredecible. Al igual que otros aspectos de la fibromialgia, es incierta. Los investigadores creen cada vez con más certeza que la fibromialgia está relacionada con el procesamiento del sistema nervioso central (que envía instrucciones hacia los tejidos del cuerpo).
En algunas personas los nervios son sensibles e hiperactivos a las sensaciones simples, estos nervios envían señales al cerebro que exageran la extensión de los estímulos. Todo este dolor experimentado dificulta su funcionamiento.
Es posible que los cambios realizados en la vida diaria afecten la respuesta de la fibromialgia a los estímulos. Es por eso que hay momentos en que el dolor y los síntomas van y vienen. Es posible experimentar períodos de remisión de la fibromialgia, donde el dolor y los síntomas están bajo control. Durante este tiempo, su cuerpo se toma un descanso de la hiperactividad y se encuentra con menos dolor.



Qué es la remisión de fibromialgia?
La definición médica de remisión se refiere a la desaparición de signos y síntomas de una enfermedad. La remisión puede ser permanente o temporal.
Hasta la fecha no se ha establecido criterios de valoración para la remisión de la fibromialgia. Pero los investigadores creen que la remisión es posible, especialmente en personas cuya fibromialgia disminuye a un extremo con menos síntomas.
La fibromialgia se considera un síndrome creciente y menguante, lo que significa que es una gran montaña rusa cuando se trata de cómo te sientes tanto física como emocionalmente.
Puede haber mejoras: algunas duran cortos períodos y otras pueden durar más tiempo.
Cualquier reducción significativa en el dolor y los síntomas que acerque tu vida a la normalidad puede considerarse remisión. Pero incluso cuando se produce la remisión de la fibromialgia, aún es posible tener algunos síntomas. Incluso si tienes la suerte de experimentar la remisión de la fibromialgia, debes continuar con tu plan de tratamiento. Continúa con los medicamentos, practica hábitos saludables, como dormir lo suficiente y comer bien, y comienza a mantenerte activo para que pueda haber períodos de remisión más largos.
Lo que dice la investigación
Al principio, los síntomas de fatiga y dolor pueden hacer que una persona piense que la remisión de la fibromialgia es imposible. Para el momento en que se diagnostica a la mayoría de las personas, han sufrido síntomas continuos que empeoran durante meses o incluso años.
Solo ha habido un puñado de estudios que abordaron la posibilidad de remisión de la fibromialgia. Pero la buena noticia es que muchos de estos estudios son más recientes y se han llevado a cabo en los últimos años. Entre el 20 a 47 % de los pacientes con fibromialgia ya no cumplen con los criterios para la fibromialgia después de uno o dos años desde su diagnóstico inicial.
Los criterios actuales para diagnosticar la fibromialgia fueron actualizados en 2016 por el American College of Rheumatology. 
 
Un médico puede hacer un diagnóstico de fibromialgia basado en lo siguiente:
♣  Una escala generalizada del índice de dolor
♣  Escala de severidad de síntomas
♣  Criterios de dolor generalizados que incluyen cuatro de las cinco regiones del cuerpo.
♣  Tener síntomas que duren al menos tres meses.
♣  Una escala de angustia polisintomática. Polisintomático significa tener múltiples síntomas y esta escala mide la gravedad de cada uno.
♣  Una estimación de la carga que los síntomas físicos tienen sobre el paciente.
El diagnóstico de fibromialgia es válido independientemente de otros diagnósticos. El diagnóstico de fibromialgia no excluye la presencia de otras enfermedades clínicamente importantes. En otras palabras, tener otra afección como la artritis reumatoide, no significa que se descarte la fibromialgia.
El 44 % de las personas con fibromialgia ya no experimentaron síntomas después de 11 años. Los investigadores confirmaron que la remisión de la fibromialgia fue posible cuando disminuyó al extremo leve de los síntomas.
La dieta es un posible precursor de la remisión
La dieta es un posible precursor de la remisión, pero no es tan simple como cambiar los hábitos alimenticios. Se impulsa suprimir de la dieta de algunos carbohidratos (alimentos muy azucarados, incluyendo los dulces y las bebidas azucaradas), fructosa (sacarosa, etc).
La mejora del dolor corresponde a una mejora del sueño
Un estudio sugiere que la mejora del dolor coincide con una mejora del sueño. Si ciertos síntomas de fibromialgia pueden minimizarse o incluso resolverse, como los problemas del sueño y fatiga extrema, es posible que se logre la remisión independientemente de la gravedad de la enfermedad.
La línea de fondo
Hay poca información sobre cuánto tiempo lleva entrar en remisión. Pero la reducción del dolor con el tiempo es un buen indicador de que puede suceder, pero eso requiere un poco de esfuerzo y trabajo por parte del paciente y de su médico para encontrar los tratamientos correctos y llevarlos a la práctica.
Ningún tratamiento individual funcionará para todos y lograr la remisión no es tarea fácil. También es posible que no ocurra para algunas personas, pero eso no significa que no debas seguir intentándolo. Lograr la remisión de la fibromialgia requerirá una variedad de enfoques de tratamiento y cambios en el estilo de vida. 
La buena noticia es que hay muchas investigaciones a futuro, que con suerte cambiarán la dirección del tratamiento de la fibromialgia y habrá más personas experimentando períodos más largos, quizás incluso años, de remisión.

Deja un comentario