Fibromialgia, ansiedad, ¿cómo ayudar a la persona que la padece?

Cómo ayudar a una persona con ansiedad
Escuchar, preguntar y hacer un seguimiento puede ser útil.
Alguna vez se preguntó cómo podría ayudar a un amigo, familiar o compañero de trabajo que se siente abrumado por la ansiedad?

Es normal sentir de vez en cuando un poco de ansiedad, pero si interfiere en la vida diaria durante largo tiempo, puede transformarse en un problema serio. 

Las siguientes son cosas a las que conviene prestar atención: 

  • Piense en cómo acercarse a la persona: No hablamos igual con un amigo o compañero de trabajo que con un cónyuge, un padre o un hijo. Según el tipo de relación piense cuál será la manera más efectiva de acercase. La persona querrá escucharnos? Lo principal es que nuestra preocupación se reciba de buena manera. 
  • Haga preguntas: Pregunte cómo se siente. Es común que la persona responda “estoy bien”. Pero puede preguntarle si está seguro, porque  ha notado que está poco conversador, agitado, cansado, por ejemplo. 
  • Sepa escuchar: A veces todo lo que una persona necesita es alguien que lo escuche. No lo interrumpa ni se comporte como un psicólogo. Sólo escuche y trate de animarlo. 
  • Explíquele que es normal lo que siente: Todos en algún momento hemos sentido algo de ansiedad. Coméntele que usted también a veces ha sentido ansiedad y comprende perfectamente lo difícil que puede ser. Valorice los sentimientos de la persona, nunca minimice o reste importancia a lo que le ocurre.
  • Dé ideas: Si la persona está deseosa de recibir ayuda profesional, y usted conoce algún terapeuta o médico que podría ayudarlo, no dude en recomendárselo, dele la dirección o el teléfono. 
  • Manténgase en contacto: Después de conversar, trate de mantenerse en contacto, en lo posible diariamente, ya sea personalmente o por teléfono. cuando se de la oportunidad, pregunte si ha podido concurrir al terapeuta del que le habló, o a algún otro. Si está indeciso, trate de animarlo a hacerlo.
 


Deja un comentario