Diagnóstico de Fibromialgia, ¿por qué es tan lento?

Debido a los métodos más nuevos e integrales para tratar la fibromialgia, incluidos los enfoques de estilo de vida y la medicación, el pronóstico para los pacientes con fibromialgia está mejorando lentamente.
Pero primero es necesario que un médico haga un diagnóstico preciso, lo cual no es fácil.
En promedio, toma de 2 a 3 años obtener un diagnóstico, y la investigación muestra que las personas con fibromialgia generalmente visitan a muchos diferentes especialistas, antes de obtenerlo. 
Incluso con un médico con conocimientos sobre la fibromialgia, todavía lleva tiempo.

Si bien se ha dedicado mucha investigación a la fibromialgia, un síndrome definido por el debilitamiento que causa el dolor muscular generalizado, el deterioro cognitivo, la falta de sueño reparador y la fatiga extrema algunos, en la comunidad médica aún lo cuestionan.
Además, sigue habiendo un desacuerdo considerable sobre la causa de la fibromialgia, ya sea psicológica o física y sobre cómo tratarla.
Esa falta de concordancia es injusta para los millones de personas que viven con el dolor que la causa la fibromialgia. La fibromialgia afecta la salud mental y física, las relaciones y la calidad de vida.
Las personas con fibromialgia sufren un dolor intenso diario que se extiende por todo el cuerpo’dice el Dr. Leslie J. Crofford, investigador apoyado por los NIH en la Universidad de Vanderbilt. ‘Su dolor generalmente se acompaña de fatiga debilitante, sueño no reparador, y problemas con el pensamiento y la memoria’.
¿Por qué tarda tanto el diagnóstico?
Lo único en lo que la comunidad médica está de acuerdo es que la fibromialgia es difícil de diagnosticar. Pero, ¿por qué demora tanto? 
Aquí hay algunas explicaciones posibles.
La fibromialgia es un síndrome, lo que significa un grupo de signos y síntomas que ocurren juntos y crean una anormalidad o condición. Los síntomas de la fibromialgia muchas veces no tienen mucho sentido. 
Los problemas de sueño, fatiga extrema, ansiedad, dolores de cabeza, dolor generalizado y mucho más se pueden atribuir a una gran cantidad de afecciones de salud como insomnio, estrés, o malos hábitos como no beber suficiente agua o fumar . Además, los síntomas varían de persona a persona y su gravedad cambia constantemente.
Los médicos también deben deben comprobar que los síntomas no sean causados ​​por otra afección de salud.

 

Deja un comentario