¿Cómo asistir a una persona con Fibromialgia? ¿Qué hacer, qué decir?

Consejos para ayudar a alguien con fibromialgia. Si alguien cercano a usted sufre de fibromialgia, tal vez puede sentirse desorientado por no saber cómo ayudarlo. La fibromialgia puede causar sensibilidad emocional y con frecuencia está acompañada de ansiedad y depresión. Esto significa que no siempre podemos ser las personas más fáciles de tratar.

 


Especialmente cuando recién nos diagnosticaron fibromialgia, tenemos muchas emociones difíciles que procesar. Es posible que no sepamos cómo expresar lo que necesitamos.

Aquí les enumeramos algunas cosas que necesitamos y también hablaremos de las que no necesitamos.
¡Esperemos que esto le ayude tanto a usted como a su ser querido u otra persona que lo esté ayudando!
 
Qué hacer: 
Hable de usted. Queremos escuchar acerca de usted y su vida. Queremos saber si ha estado enfermo o si algo le incomoda. Queremos que nos cuente lo que sucede en su vida.
Necesitamos escuchar buenas noticias, pero no queremos que nos protejan de lo malo. Deseamos poder ayudarle si lo necesita, nos hace sentir útiles.
Que no hacer: 
No compare nuestras situaciones físicas o emocionales.
Si algo le molesta o incomoda díganos, pero no compare su problema con el nuestro. Su dolor es su dolor y el mío es mi dolor. No hay necesidad de calificar a uno u otro como mayor o menor.
Comentarios bien intencionados como, ‘Mi espalda me está doliendo muchísimo, pero sin embargo, no es nada comparado con lo que le pasa a usted’ pueden resultar incómodos. No comparemos, no es necesario.
Puede contarnos algo que le esté sucediendo. Nos preocupamos por usted y queremos saberlo.
Diciendo cosas como: ‘Estoy tan cansada porque no dormí bien, ahora sé como se siente’ o ‘tengo dolor de cabeza me siento igual que usted’, lo que le sucede puede ser similar, pero No es lo mismo.
 
Hacer: 
No es necesario hablar siempre sobre la fibromialgia. La fibromialgia ya está en nuestras vidas. Pero somos personas con ideas e intereses, olvidemos que estamos enfermos.
Si todo lo que escuchamos de nuestros amigos y familiares es hablar de nuestra salud o preguntas sobre cómo nos sentimos, se nos hace más difícil recordar la persona que somos realmente, es como si esa persona desapareciera y lo único que está presente es la enfermedad.
 
De todos modos no ignore que tenemos Fibromialgia
¿Queremos hablar sobre nuestros problemas de salud 24/7? ¡No!. Pero, ¿esto significa que queremos que finjan que no hay nada malo con nuestra salud? ¡No!. Si nunca habla de nuestra salud podemos pensar que no cree que estemos realmente enfermos. O sentir que no le importamos. El equilibrio es necesario.
Sí, pregúntenos cómo nos sentimos, pero hablemos acerca de otras cosas también.
 
Qué hacer: 
Escuchar. Incluso la persona más paciente y positiva necesita descargarse a veces. Precisamos personas a las que podamos acudir, que sepamos que nos van a comprender y dejar que saquemos de nuestro interior todo lo que nos molesta.
Cuando se vive con una enfermedad crónica habrá días en que el dolor, la fatiga y todo lo involucrado esté allí presente y nos disminuya el estado de ánimo. Cuando esto sucede necesitamos sacar esa oscuridad de adentro, antes de que se afinque en nuestras mentes. Necesitamos personas en quienes confiar, que sepamos que no nos juzgarán. Lo único que necesitamos es que solamente nos escuchen.
 
Que no hacer: 
No intente repararnos. Es la naturaleza humana querer arreglar cosas cuando algo no está funcionando bien. Pero no necesita restaurarnos y tampoco se puede hacerlo. Solamente necesitamos que nos escuche con la mente abierta y sin prejuicios.
Que hacer
Ofrecer ayuda, especialmente con cosas prácticas como llevarnos al médico, recoger los medicamentos, comprar los alimentos, esas son excelentes maneras de ayudar.
Tal vez una comida ocasional o su ayuda con el trabajo de la casa sería algo muy apreciado por nosotros.
 
NOTA
¡No esperemos que la gente nos mire con pena, porque tenemos un problema de salud!
Tratémonos correctamente, vayamos a Reumatología, a Neurología y a cualquier otro especialista que sea necesario. Tomemos los remedios, hagamos la actividad física que nos indiquen.
Alimentémonos sanamente, mantengamos el peso correcto. Vayamos a terapia si es necesario.
¡HAGAMOS LO IMPOSIBLE PARA ESTAR MEJOR!
 

Política de privacidad del uso de productos de Google

Deja un comentario